Archivo de la etiqueta: vitamina A

Llegaron los Mangos a nuestro Jardín

Al llegar el mes de Julio a nuestro jardín, el aire se perfuma con la promesa de carnosos y brillantes mangos listos para ser saboreados y compartidos. Dos hermosos árboles de unos casi 20 mts de altura, nos regalan cada primavera (hemisferio norte) sus delicados frutos. El de la izquierda, que da sombra sobre nuestra mesa de té, produce unos dulcísimos mangos redondeados – también denominados “hembra” – que suelen ser los primeros en desaparecer por su delicioso sabor. El árbol que se levanta hacia la derecha, produce una variedad un poco más grande y aplanada, también conocida como “mango macho“.

Mi  familia y amigos somos sólo una parte de los beneficiados con estos preciosos frutos. Ardillas, mosquitos, azulejos y orugas son algunas de las muchas criaturas que gozan de los cientos de mangos que nuestros árboles producen. De hecho, ellos son quienes primero degustan la cosecha que debido a que por la altura a la que se cuelgan, ellos tienen acceso prioritario a las ramas cargadas de frutos. De todos modos, lejos de molestarnos por las decenas de mangos mordisqueados que aterrizan sobre el césped, reconocemos que son las aves y otros animales silvestres los verdaderos dueños de todo lo que ocurre en el jardín. Nosotros somos simplemente los ocupantes temporarios. Pero volviendo al tema que nos convoca, les cuento que el mango (Mangifera indica) es una de las frutas tropicales más populares junto con el coco y la banana (plátano).  Tanto su dulzor, su aroma y sus propiedades lo ponen a la cabeza de mis preferencias! Emparentado con las castañas de cajú, los mangos crecen en un árbol perenne que puede alcanzar grandes alturas. Generalmente ovales en su forma, los mangos pueden variar entre los 200 gramos y el medio kilogramo de peso (dependiendo la zona y la variedad). Su exterior es verde rojizo y su carne, de color naranja, se caracteriza por su jugosidad. Su semilla o hueso es ovalada y plana y esta rodeada de infinidad de fibras que la protegen.   

Mango, el fruto perfecto   

Se considera que el mango es una fruta energéticamente equilibrada en iguales proporciones de yin y yan. Sus condiciones termales son del tipo frío, por lo que según la medicina china ayuda a eliminar el calor interno del organismo y aliviar la sed.  Desde la óptica de la medicina ayurvédica, los mangos maduros son tridóshicos. Esta deliciosa fuente de vitaminas A & C, es también una fuente de potasio y es moderada en calorías. Por contener la planta de mango una resina que puede ser tóxica, algunas personas pueden ampollar su piel o producir una dermatitis al tomar contacto con la planta o los frutos. Sin embargo, la piel y el jugo del mango parecieran ser mas alergómanas que su carne, particularmente cuando el fruto aún no ha madurado. Comer mangos en exceso, podría generar urticaria o erupciones en la piel.   

Los mangos son ricos en azúcares naturales, lo cual los convierte en frutas ácidas y desaconsejadas en exceso para personas con diabetes, ya que su índice glicémico es medio (55). Los pacientes diabéticos que deseen consumirlos, deberán consultar con sus médicos o nutricionistas para que estos profesionales les indiquen la porción recomendada.   

Nenúfar aconseja consumir el mango a temperatura ambiente, para que su dulzor se manifieste a pleno, ya que el frío esconde el sabor del fruto. Al comprar los mangos seleccione aquellos que sean firmes, con apariencia fresca y que tengan un aroma agradable, levemente picante en donde se encuentra conecta con el tallo de la planta. Si el mango no ofrece ningún aroma, su carne será desabrida y sin mayor sabor. De optar por mangos aún verdes, nuestro lector podrá envolverlos en papel de diario, o colocarlos en una bolsa de papel madera y dejar que el fruto madure hasta que al ser levemente presionados su carne ceda levemente (semejante a las paltas/avocados/aguacates que esta en su punto justo). Al madurar el fruto, el color de su piel se intensifica (con excepción de la variedad de mangos verdes) tornándose amarilla o roja.   

Los mangos son frecuentemente empleados en postres, ensaladas, chutneys , helados, acompanan carnes y pescados. Y para despedirnos por hoy les dejo un dulce sabor…

Mousse de Mango   

4 tazas de mangos maduros cortados en cubos   

Azúcar negra o Agave a gusto   

2 sobres de gelatina sin sabor   

1 taza de tofu procesado en la procesadora o un yogur de soja pleno o con sabor a vainilla.   

Procesar los cubos de mango en la licuadora con azúcar negra o agave, hasta obtener una pulpa espesa. Aparte, diluir la gelatina sin sabor siguiendo las instrucciones del envase. Agregar la pulpa de mango y el yogur o tofu procesado. Revolver con movimientos envolventes para mezclar los ingredientes. Probar el sabor y corregir si no fuere lo suficientemente dulce. Llevar a la heladera (refigerador, nevera) hasta que este firme.   

Servir acompañada de frambuesas, rulos de chocolate y/o hojitas de menta.   

Dar las GRACIAS y a DISFRUTAR con los seres queridos!   

Fuentes:

www.drweil.com

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

The whole Foods encyclopedia – Rebecca Wood  

 

Tomates para los caballeros

Sabía usted que el tomate es una fruta? O más precisamente una baya, por su contenido pulposo y de semillas blandas? Originario de América Latina, el Lycopersicon esculentum es probablemente junto con la papa y la lechuga, el vegetal más consumido por el mundo occidental.  

En 1519, Cortés descubrió una producción de tomates en los jardines de Moctezuma y llevó semillas en su viaje de regreso a Europa, en donde originalmente fueron plantados como plantas ornamentales. La  palabra tomate viene del nahuatl (México) Tomatl, y sus versiones nativas originales eran pequeñas (semejantes a los tomates cherry) y de color amarillento. Es por eso que en España e Italia eran conocidos como pomi d’oro o manzanas de oro. Justamente Italia fue el primer país en abrazar y cultivar el tomate fuera de América del Sur. En Francia se denominó al tomate como pommes d’amour o manzanas de amor, ya que pensaban que poseía propiedades estimulantes afrodisíacas.   

El tomate se caracteriza por su sabor agridulce y pese a ser un alimento ácido, al momento de ser digerido alcaliniza la sangre. Si bien tentadores, los tomates afectan el balance de calcio en nuestro cuerpo, debido a su contenido de solanina, motivo por el cual suelen ser evitados por quienes sufren de artritis y osteoporosis. 

Atención, damas y caballeros: 

La alta concentración de vitamina C en el tomate se encuentra en la gelatina que rodea a sus semillas. Los frutos madurados en la planta son excelentes fuentes de vitaminas A, Complejo B, C, potasio & fósforo. Los tomates madurados en invernadero poseen la mitad de vitamina C que aquellos cultivados naturalmente. Los tomates también son ricos en azúcar (fructosa, glucosa y sucrosa) y poseen moderada cantidad de fibra mientras que carecen de almidones. Una de sus principales componentes son los flavonoides , licopeno y otros fitoquímicos de propiedades anticancerígenas. Justamente es el licopeno, que es el pigmento carotenoide responsable de su color rojo, el que reduce el riesgo de cáncer de próstata. Se trata de un antioxidante poderoso que una serie de estudios han demostrado como particularmente bueno para la protección frente al cáncer de próstata, cólon y recto, así como también para enfermedades del corazón. Sin embargo, el licopeno esta mucho más disponible para el cuerpo cuando el tomate es cocinado. Y puesto que es soluble en grasa, usted necesitara consumir sus tomates cocidos con un algo de grasa (por ejemplo, aceite de oliva) para facilitar su absorción.   
 La medicina china lo considera un alimento frío que alivia el calor interno del organismo, estimula los fluidos corporales, nutre el yin y desintoxica la sangre. Adicionalmente, los orientales consideran que actúa sobre el estómago y los meridianos del hígado. Quienes siguen una dieta macrobiótica suelen evitar los tomates debido a que son alimentos demasiado yin, demasiado ácidos y su consumo prolongado termina por debilitar el tracto gastrointestinal. Se considera que el ácido de los tomates verdes es especialmente detrimental para los riñones.  
Por su parte, para la tradición ayurvédica, los tomates son problemáticos por dos razones: debido a que son rajásicos, es decir que estimulan el movimiento hacia el exterior, la creatividad, la agresión y la pasión (por ello es un alimento recomendado a los guerreros previamente a una batalla); y por su vipak, o efecto post digestivo que los lleva a permanecer en el organismo posteriormente al proceso metabólico, lo cual irrita el intestino si se lo consume en exceso, particularmente si la persona sufre de úlcera o es de estómago sensible. Cuando el tomate es cocinado  con especias cálidas como el comino o la mostaza, se convierte en un alimento más balanceado. Su piel y semillas son consideradas particularmente adversas para quienes poseen el sistema metabólico vata.  

Comprando y Cocinando Tomates 

Debido a su fragilidad, los tomates que se adquieren comercialmente son cosechados y envalados cuando aun no están maduros y su coloración es verde. Antes de llegar a la verdulería o tienda son “madurados artificialmente” con gas etileno que provoca la coloración de su piel (a rojo) por eliminación de la clorofila. Consecuentemente, esos tomates no desarrollan su característico aroma y sabor, para convertirse en una versión bonita en color, pero pálida y aburrida en comparación al tomate madurado en la planta.   

Nenúfar le  sugiere que para comprobar si sus tomates han sido madurados artificialmente, córtelos y determine si en su interior se alojan semillas de color verde. Esto confirmaría que su color exterior rojo, es puramente cosmético (es decir, no obtenido al sol). Es por eso que sugerimos que -de existir la posibilidad- consuma verduras y frutas orgánicas certificadas, libres de pesticidas y con procesos de maduración naturales. Cuando concurra a comprarlos,aquellos que son firmes al tacto, pero no duros, con aroma y de color rojo brillante. Evite los tomates que estén golpeados, rajados o con marcas oscuras. De ser posible no los refrigere ya que la heladera (nevera) les hace perder su sabor y su textura original.  

Y ahora vamos al recetario de hoy…  

Si bien no soy una fanática del tomate, de tanto en tanto me gusta comerlo cortado en cubos o gajos con un diente de ajo picado y alineado con un poco de aceto balsámico orgánico o con el vinagre de frambuesa o mora, que elabora artesanalmente mi suegra Bárbara y aceite de oliva extra virgen a la trufa (se consigue en tiendas especializadas). Lamentablemente, mi esposo (no muy amigo del ajo), no me acompaña en la faena, por lo cual, lo preparo cuando vienen visitas o directamente recurro a otras formas de preparación.  

Tomates secos:  

La más fácil es cortarlo en gajos y asarlos en el horno por 30 o 40 minutos, salpicados en aceite de oliva virgen y una pizca de sal.  

Una ensalada fresca y deliciosa:  

Esta es una de mis versiones favoritas para consumir como único plato cuando no tengo muchas ganas de cocinar.  

4 rabanitos  

2 o 3 tallos de apio verde  

1//2 pepino verde  

1/2 mango maduro  

2 tomates perita o 1 tomate grande maduro  

Semillas de sésamo  

Semillas de chía (omega 6)  

Aceite de oliva virgen  

Vinagre de Frambuesa ó aceto balsámico  

    

Seleccionar una linda ensaladera y proceder a mezclar los ingredientes. Si no sabe como hacerlo, Nenúfar le recomienda este sencillo instructivo. Para aderezar correctamente sus ensaladas se necesitan 4 personas:  

Un generoso para el aceite,  

Un tacaño para el vinagre,  

Un prudente para la sal,  

Y un loco para revolverla!  

Disfrute a solas o con sus seres queridos. Y no olvide DAR LAS GRACIAS, antes de comer….  

 

Amaranto, grano sagrado

  Si usted esta leyendo esta nota, probablemente sea porque le interesan los cereales, granos o aquellos alimentos propios de la cocina integral. El amaranto, es uno de ellos, aunque quizás no el más popular puesto que aún no es comercializado masivamente en las grandes cadenas de supermercados (almacenes). De hecho, en algunos países es un alimento exclusivamente consumidos por quienes siguen una dieta vegetariana o macrobiótica. Sin embargo, en un pasado distante, el amaranto fue uno de los sostenes básicos de la población aborígen del continente americano. 

Es por ello, que va en este artículo, el tributo y homenaje de Nenúfar a uno de los granos más importantes de la historia de nuestra civilización.    Relativamente conocido, el  amaranto (Amaranthus caudatus, también conocido como kiwicha) es uno de los granos originarios de América. Junto con la quinoa (o quínua) eran considerados granos sagrados por los pueblos nativos. Tanto Incas como Aztecas  conocían muy bien las virtudes de estos granos ya que formaban parte de su alimentación cotidiana. Se los consideraba sagrados por haber sido traído desde el seno de la Pacha-mama. Un verdadero regalo de los dioses, a quienes debían agradecerpor ello eran utilizados en rituales religiosos. Los aztecas, lo mezclaban con miel y sangre humana y lo consumían durante sus rituales de adoración. Verdaderamente, estas civilizaciones tenían razones de sobra para honrarlos ya que, amén de los nutrientes fundamentales que aportan, ambos granos crecen en condiciones extremas y en terrenos desfavorables para otros cultivos. Lo que permitía alimentar a las poblaciones aún en zonas áridas, de alta montaña y en época de sequía.           

Domesticado hace más de 5.000 anios, el amaranto fue tan importante como el maíz hasta que el conquistador Hernán Cortez prohibió su cultivo, por el valor religioso que le daban los nativos y por su inmenso potencial nutricional, que garantizaba poblaciones de nativos bien alimentados, aptos para luchar contra el avance de los españoles. Fue así que se quemaron las plantaciones, y tanto la quínoa como el amaranto quedaron relegados a zonas marginales del territorio americano (algo parecido ocurrió con la chía, otro cultivo precolombino de relevancia, sobre el que hablaremos en un articulo futuro).           

Foto: muskogeephoenixonline.

El amaranto proveniente de una planta anual de hoja ancha y vistoso penacho, frecuentemente cultivada como planta de ornamento. Existen más de 60 variedades, la mayoría salvajes, cultivadas en 5 continentes. Sus semillas son pequeñas y sus colores pueden variar entre el negro violáceo y el blanco amarillento 

En realidad el amaranto no es un cereal ya que no pertenece a la familia de las gramíneas -como los cereales tradicionales- sino a las semillas de plantas emparentadas con la acelga y la espinaca. Sin embargo, se los conoce como “pseudocereales” por su gran contenido de almidón y por su uso similar al de los cereales verdaderos. Debido a que es prácticamente libre de gluten, el amaranto es una buena alternativa al trigo 

Y cual es su beneficio para la salud? 

Una de sus principales características es su extraordinario poder nutricional. Por ejemplo, el amaranto registra mayores aportes de proteína (15-18%) y dos veces más calcio (incluyendo magnesio y silicio) que la leche, lo cual lo convierte en un alimento particularmente benéfico para las mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como también para niños, personas que practican muchos deportes o tienen gran demanda física y para aquellos que intentan ganar peso. También contiene cantidades respetables de lisina y metionina, dos aminoácidos esenciales que no se encuentran con frecuencia en los granos. Tiene un alto contenido en fibra y contiene hierro, potasio, fósforo y vitaminas A y C.
El contenido de fibra de amaranto es tres veces mayor que la de trigo y su contenido de hierro, cinco veces más que el trigo. El amaranto también contiene tocotrienoles (una forma de vitamina E) que ayuda a reducir el colesterol. El grano contiene un 6-10% de aceite, (principalmente en el germen); este aceite es predominantemente insaturado y  rico en ácido linoleico, que es importante en la nutrición humana.  En la década del 60, aquellas regiones en las que se cultivaba el amaranto, prácticamente no se registraban casos de desnutrición, es por ellos que la FAO (agencia de Alimentación y agricultura de las Naciones Unidas) recomendó su consumo.     

Foto: purcellmountainfarms.com

El amaranto es un alimento astringente, y beneficia a los pulmones congestionados. A su vez ayuda a la circulación y es recomendado en casos de diarrea  o menstruación excesiva. Conforme a la medicina ayurvédica, el amaranto reduce las tipologías Vata y Kapha y, en cuando se lo consume en moderación, también a los sistemas Pitta. Para la medicina China, el amaranto es un alimento frío.        

Si usted quiere aprovechar el gran poder nutricional del amaranto, proceda a adquirirlo en tiendas naturistas para asegurarse que el grano comprado sea natural y no químicamente tratado. Para proceder a cocinarlo, simplemente súmelo a su cocción de trigo, maíz, arroz integral o quínoa entre otros granos ya que le proporcionará una proteína completa. Adicionalmente le resultará especialmente apropiado para enriquecer sopas y estofados.            

Sus hojas son muy nutritivas y contienen mayores niveles de calcio, hierro y fósforo que la espinaca, planta a la cual se asemeja en su sabor. Es mejor consumir sus hojas cuando la planta es jóven y tierna. Cuando se lo encuentra procesado como harina, el amaranto tiene un sabor suave y dulce, como a nuez, o malta, según la variedad utilizada, y resulta muy apropiado en el horneado de panes integrales. Por no contener glúten, es indicado para personas con sensibilidad.           

Consejo: Amaranto mantiene mejor si se conserva en un recipiente herméticamente cerrado, como un tarro de cristal, en el refrigerador. Esto protegerá a los ácidos grasos que contiene se vuelva rancio. Las semillas deben usarse dentro de 3 a 6 meses.    

 Cómo cocinarlo:           

El amaranto posee una textura que contrasta con la de la mayoría de los granos procesados y no debe cocinárselo demasiado, ya que se puede llegar a adquirir una consistencia “pegajosa”.  Nenúfar le sugiere hervir 1 taza de semillas de amaranto en 2-1/2 tazas de líquido (agua, el caldo o jugo de manzana) alrededor de 18 a 20 minutos, hasta que las semillas estén tiernas. Agregando algunas hierbas frescas o raíz de jengibre al líquido de la cocción puede agregar sabores interesantes o se puede mezclar con frijoles (porotos)  para un obtener un plato principal.           

Si se lo desea consumir como cereal para el desayuno,  aumentar el líquido de cocción a 3 tazas y endulzar con agave, miel o azúcar morena y añadir las pasas, frutos secos, pimienta y algunas nueces.              

Fuentes:                         

The New whole Foods encyclopedia: Rebecca Wood           

http://chetday.com/amaranth.html              

http://www.purcellmountainfarms.com/Organic%20Amaranth%20Grain.htm             

Tés, Infusiones & Tisanas

Ahhh! Quienes me conocen bien, saben que soy una fanática del té  en todas sus variedades. Adoro su sabor y siempre encuentro una razón para relajarme y beber una taza. Heredé la pasión por el té, de mi adorada abuela Elena. Recuerdo que podíamos sentarnos a charlar y beber incontables tazas de té con leche mientras conversábamos o jugábamos a la canasta.

Llevo esa pasión desde niña. Lo consumo de mil maneras: solo, con limón o con leche de soja, lo bebo a solas o en compañía, lo endulzo con miel o con agáve, o simplemente lo bebo amargo; acompaño con él la cena, el desayuno y el almuerzo. También lo bebo al levantarme y por la noche al acostarme, en fin… sin importar el momento ni  lugar simpre encuentro la excusa perfecta para un té (hasta llevo saquitos de mis tés predilectos en la cartera en caso de emergencia!).  

Pero no soy la única apasionada por tan noble infusión; desde que tengo uso de razón, el té ha sido mi bebida predilecta y la millones de personas (entre ellos mi amiga Mariana y mi mamá) quienes consumen varias tazas de té a diario. Como dato curioso, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo (por detrás del agua).

Conforme a la leyenda, el té -cuyas hojas tienen forma almendrada semejante a ojos- deriva de Bodhidarma (en algunas versiones tambien es denominado Sidharta), una deidad india que introdujo el budismo Chen a la China en el siglo I después de Cristo. Este personaje hizo votos de meditación por 9 años consecutivos, en los cuales, pese a sus tremendos esfuerzos, caía dormido al meditar. Preso de su furia e impotencia, Bodhidarma se arrancó los párpados y los tiró al suelo. Según el relato, allí donde cayeron sus párpados creció una planta cuya característica es la de mantener alertas a quienes beban la infusión hecha con sus hojas. 

La plata de té (camellia sinensis) es un arbusto originario de China que se caracteriza por sus hojas puntudas, rígidas y brillantes. La infusión obtenida de sus hojas posee inumerables propiedades benéficas.

Tras milenios de descubrimiento y experimentación, el mundo del té se ha vuelto aún más amplio y especializado que el de los vinos finos. El té puede ser calificado entre cuatro grandes grupos: negro, oolong, verde o blanco. Existe una quinta categoría, realizada a base de hierbas pero no es técnicamente té, sino que incluye a aquellas infusiones a base de plantas distintas a la Camellia Sinensis. La palabra más precisa para denominar a esta última categiría es “tisanas“. 

 Té Negro: Sus hojas son cosechadas y fermentadas a través de oxidación enzimática. Las hojas se oscurecen y liberan su amargor, lo que produce un té que es muy robusto en sabor, aroma y calor. Esta variedad abarca el 95% de la producción mundial. 

Té Verde: El té verde es una mayor fuente de polifenoles que el negro y por lo general es considerado el mas medicinal de ambos. Posee mayor concentraciónde vitamina E, C, flúor, taninos y quercetina (un flavonoide natural). De sabor astringente, sus hojas son calentadas al vapor inmediatamente despues de su cosecha, para desactivar sus encimas y prevenir su oxidación. Esta variedad es considerada refrescante ydesintoxicante. Posee bajo nivel de cafeína y es rico en vitaminas A, B2, C, D & E y flavonoides. Se lo considera 20 veces más eficaz que la vitamina E en sus propiedades antivejez. Se recomienda beber entre 3 y 4 tazas diarias.

Té Rojo: También denominado amarillo o Oolong, es más claro y menos fermentados que el té negro. Su sabor y cuerpo son más suaves que en la variedad negra. Se lo cultiva en China y se considera que actúa como detoxificante.

Té Blanco: Es el más sutíl en sabor y color. Sus hojas son secadas pero no son expuestas al vapor, calentadas ni fermentadas. El té blanco de buena calidad puede ser más costoso que las otras variedades. 

Té Saborizado:  Existen infinidades de variedades de té saborizados. Estos pueden obtenerse mezclando hojas de té y flores (como en el caso del jazmín) o aceites frutales (por ej. la variedad Earl Grey que incluye notas de bergamota). Es bastante fácil preparar su variedad personal de té en su propia cocina: tan solo seleccione la variedad de té que prefiera y adicione una o dos ramas de canela, o cardamomo, clavo de olor, gengibre, cáscara de naranjas, ciruelas secas, pétalos de rosa o caléndula, o cualquier otra esencia o producto natural saborizador que usted desee. Coloque la mezcla seca en una lata o contenedor y deje que los aromas y sabores se enlacen por dos o tres semanas.

Quiero compartir con los lectores de Nenúfar, una regla básica a la hora de preparar el té: El agua para el té nunca debe hervir largamente, ya que de hacerlo quema sus propiedades. Por lo tanto, usen sus calentadores preprogramados de agua, o si prefieren hervir agua sobre la hornalla o cocina, asegúrense que la misma sea retirada del fuego o calor a pocos segundos de alcanzar el punto de hervor. 

Propiedades del Té y beneficios para la salud 

Es vasta e impresionante la variedad de beneficios terapeuticos del té. Recientes investigaciones demuestran que tanto el té negro como el verde inhiben la generación de tumores, ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, fortalecen el sistema inmunológico, poseen activos antioxidantes, reducen la caries y retardan la arteroesclerosis. Esta amplia rama de beneficios se debe a que el té es rico en polifenoles (un grupo de sustancias químicas encontradas en plantas caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula). Consumido muy fuerte, produce un exceso de mucus en el organismo. Al agregársele leche (ya sea en sus variedades negro o verde) la misma inhibe completamente sus propiedades antioxidantes.

El té ayuda también a la digestión, alivia la sed y es diurético. Al igual que el café y el chocolate, el té afecta al sistema nervioso central. Adicionalmente posee entre un 5-20% de tanino, lo que le da cuerpo y actúa como un depresivo del crecimiento, es por eso que debe consultarse con el pediátra antes de dárselo a los niños. Es importante considerar tambien que consumido en exceso, el té puede agotar sus reservas de hierro y es desaconsejado para las personas con tendencia a la formación de cálculos en el riñon. Recuerden que ante la menor duda, deben consultar con su médico.

Desde Nenúfar quiero compartir con ustedes, algunos consejos a tener en cuenta, a la hora de prepararse una buena taza de té: Evite preparar el té con agua re hervida previamente ya que el sabor de la infusión sera diferente que si utiliza agua fresca en cada hervor. Esto ocurre debido a que con cada hervor, el agua pierde oxígeno y ello afecta el sabor final de la bebida. Caliente agua, emplee un té de buena calidad (preferentemente en hebras para permitir que el agua caliente circule libremente por la tetera junto al té y se obtenga así su máximo sabor). En primer lugar lleve el agua a la temperatura ideal. Antes de colocar las hebras, entibie la tetera con agua caliente haciéndola circular por el recipiente. Descártela una vez que esté caliente. Coloque una cucharada de té por cada taza deseada dentro de la tetera, más una cucharada adicional. En cuanto el agua alcance el punto de calor descrito anteriormente, retire del fuego u hornalla y vierta dentro de la tetera sobre las hebras.  

Deje reposar entre 3 a 5 minutos. Cuele la infusión al servir, si fuera necesario. Endulce, agregue leche o limón a gusto, o bébalo solo. Siéntese en un lugar bonito, relájese, saboree su té y disfrute!

 Fuentes

Healthy Teas – Tammy Safi

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

Bodhidarma: http://www.shaolinwugulun.eu/spain/img/bodhidharma1.jpg 

http://www.teaforte.com/tealiving/teatypes.cfm

Oda a la cebolla

Semanas atrás, les comentaba que las cebollas son uno de los pocos alimentos sobre el cual mi marido y yo no podemos ponernos de acuerdo. Yo las amo y él las odia. He intentado de todo con tal de convencerlo: las he licuado para que no las detecte; las he cortado en pedazos muy grandes para que pueda removerlas, las he acaramelizado para que resulten dulzonas: en fin…el Dios de los cocineros es mi testigo: he intentado de todo para que Johnny las coma…pero el hombre se resiste a más no poder.

Desde Nenúfar hoy quiero hacer un tributo a este maravilloso bulbo comestible, originario del Asia Menor, que la humanidad consume desde hace más de 6000 años y que tantas alegrías nos depara desde simples ensaladas, tartas, chutneys, frittatas & demás cocciones! Ya el Código de Hammurabi, el más antiguo cuerpo de leyes que registra la historia, estipulaba que los más necesitados debían recibir una ración mensual de pan y cebollas para su alimentación. Y en la actualidad, estando disponibles todo el año, las cebollas son el vegetal más popular en el mundo.

Proveniente de la familia de las lilas y bautizada en latín como allium cepa, la cebolla pose un distintivo aroma debido a que uno de sus componentes es el  sulfuro, que se concentra en su base e irrita los ojos al ser cortada. Las cebollas que crecen en tierras bajas en agua y sulfuro, son mas dulces. Un ejemplo es la variedad Vidala, que puede ser tan dulce como una fruta y cuyo componente de azúcar es 12.5 % , a diferencia de las versión genérica de la cebolla, que sólo tiene el 7%. Las cebollas, contienen aproximádamente un 90% de agua y son muy bajas en calorías, además son ricas en vitaminas A, B y C.

Este vegetal es valuado por sus propiedades medicinales, que incluyen la capacidad de bajar el colesterol y de mejorar la función de los riñones. Adicionalmente, es un potente antioxidante que contiene numerosos agentes anticancerígenos. Su poder anti inflamatorio, antibiótico y antiviral se equipara con su capacidad antibacteriana y antiséptica, lacual le permite remover parásitos y metales pesados del organismo.  A propósito de esto, recientemente mi mamá me envió un documento muy interesante, que relata cómo los habitantes rurales de Perú colocan en sus habitaciones una  cebolla sin pelar sobre un plato -apenas con un corte en su base y en su tope, en donde la pinchan con un tenedor- lo cual pareciera impedir que los habitantes de ese hogar contraigan gripe ni neumonía durante esa temporada. Se la emplea tambien como agente diurético, regulador natural de la presión sanguínea, tónico expectorante, anticonceptivo y y afrodisíaco.

La cebolla incrementa el apetito y el calor corporal (por lo que no se recomienda a quienes sigan una vida célibe!)  y para quienes siguen una dieta ayurvédica, las cebollas crudas reducen los tipos kapha y cuando se consume cocidas, equilibran pitta y kapha. Y aquellas preparaciones que las incluyen bien cocidas, las cebollas dulces calman vata. Históricamente se la utilizaba para curar el asma ya que iniben la producción de aquellos componenetes que causan los espasmos musculares bronquiales y permiten la relajación de los bronquios. Su alto componente en sulfuro ayudan a poner fin al proceso de putrefación y fermentación de los alimentos en el tracto gastrointestinal. Consumida cruda, activa la transpiración y limpia los poros tan efectivamente como un baño sauna. Aquellos valientes que se animen a masticar por 5 minutos una cebolla cruda, lograrán eliminar todos los gérmenes de su boca y -de acuerdo a los resultados de recientes investigaciones- también evitarán el deterioro de sus dientes.

La mayoría de gente consume esta verdura en todo tipo de preparaciones saladas, sin embargo, de acuerdo a algunos autores, las variedades dulces, transfieren su dulzor al resto de los ingredientes de la preparación. Para determinar cual es su variedad favorita, Nenúfar recomienda saltar separadamente las variedades blanca, amarilla y roja en unas cucharadas de aceite, y probar hasta determinar diferencias de sabor y predilección.

Cuando decida comprar cebollas, seleccione aquellas que tengan sus capas exteriores con apariencia semejante al papel; evite las cebollas que tienen brotes, las que parezcan golpeadas o húmedas y las que son muy livianas al tacto.

Como evitar llorar al pelarlas?

Ahhh…la pregunta del millon de dólares! Las técnicas para evitar las lágrimas son tan numerosas como las recetas para curar el hipo. Hay personas que pueden pelar cebollas sin derramar una sóla lagrima, mientras que otras lloran con solo mirarlas.En realidad, las cebollas más ricas en sulfuro son aquellas que estan recién cosechadas y aquellas que estan muy maduras y si bien, no tenemos la receta mágica para evitar el lagrimeo, le sugerimos seguir estas indicaciones al procesar sus cebollas:

  • emplee un cuchillo muy filoso
  • pélelas bajo el agua del grifo (canilla)
  • enfríe la cebolla antes de pelarla
  • corte la base al final
  • prenda una vela en su cocina para que la llama consuma el sulfuro
  • colóquese antiparras (asegúrese de estar a solas en sucocina, para evitar un mes de bromas por parte de su familia y/o amigos!)
  • corte la cebolla mientras muerde un fósforo o cerillo (no morder la parte que raspa la caja, sino la parte de madera)

 Maravilloso Quiche de verduras 
  
Esta “quiche” se hace con una liviana y crujiente base de milhojas de papa y un relleno de verduras, hierbas y especias. Una maravilloso plato liviano para el almuerzo o cena. Ideal acompañado de una ensalada. Esta es una receta 100% vegetariana en la que el uso de Tofu reemplaza a los huevos. 

 Ingredientes

1  cebolla mediana picada
1/2 taza de agua
1/4 taza de tomates secados al sol 
2 tazas de espárragos o brócoli
2 dientes de ajo, en rodajas
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 zanahoria, cortada en cubos pequeños (aproximadamente 1 taza)
5 champiñones, en rodajas (opcional)
1 cucharada de albahaca fresca picada
1 cucharada de perejil fresco picado
1/8 cucharadita de chile en hojuelas (opcional)
1/8 cucharadita de nuez moscada recién rallada
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de pimienta negra recién molida
3 papas (patatas) rojas pequeñas, lavadas y cortadas en rebanadas finas
1/2 taza de queso rallado
1/4 taza de leche de soja
1 y 1/2 tazas de Tofu procesado tipo puré
1 tomate mediano, en rodajas sin semillas
3 cucharadas de queso parmesano recién rallado
1/2 taza de yogur de soja (o queso blanco si lo prefiere) 
  

Precaliente el horno a calor moderado. Hierva el agua y vierta sobre los tomates dejándolos en remojo durante 15 minutos hasta que estén suaves y carnosos. Cuele el líquido sobrante y pique. Corte y descarte los extremos de los espárragos. Corte los tallos restantes en trozos grandes (si está utilizando el brócoli, cortarlo en ramilletes). Blanquée los espárragos en agua durante 2 minutos. El espárrago debe quedar de color verde brillante y debe ser firme al morderse. Escurrir y enjuagar los espárragos en agua fría con un colador.

Sofría la cebolla y el ajo en el aceite de oliva a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente (aprox. 10 minutos). Añadir las zanahorias, champiñones, albahaca, perejil, las hojuelas de chile (si lo desea), la nuez moscada, sal y pimienta y cocinar por 5 minutos más. Retirar del fuego. Engrase ligeramente el fondo y los lados de un molde de tarta. Cubra el fondo con las rodajas de papa, solapándolas ligeramente.

Mezcle el yogur de soja (o queso crema), leche de soja, tomates secados al sol, queso rallado y el tofu en un tazón grande. Mezcle los vegetales salteados y el espárrago, y agregue la mezcla de queso, leche de soja y tofu. A continuación, verter sobre la asadera o fuente recubierta de láminas de papa (patata). Coloque las rodajas de tomate por encima de la quiche y espolvorée con queso parmesano. Hornear durante 1 hora, o 45 minutos hasta que la superficie compience a dorarse. La consistencia de la quiche cocida debe ser muy firme. Deje enfriar 15 minutos antes de servir. Puede conservarse en el refrigerador hasta por 3 días.

Sugerencias:

  • Trate de rallar nuez moscada fresca y queso parmesano al mismo tiempo ya que hace una diferencia notable en el sabor.
  • Remoje las rebanadas de papa en agua fría para evitar que pierdan color.
  • Para blanquear las verduras, cocine durante unos 2 minutos y sumerja en agua fría – esto detiene la cocción y establece el color.

Ponga la mesa con cariño, comparta con seres queridos. DE LAS GRACIAS antes de consumir y…disfrute!

Fuentes

Whole Foods companion – Diane Onstad

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

Dr. Weil – http://www.drweil.com

Times online: http://www.timesonline.co.uk

Berro: hierba picante, nutritiva y sorprendente

Watercress cercaAún recuerdo cuando, siendo niña, mi mamá recogía puñados de berro en la ribera de un arroyo cerca de la quinta de mis abuelos. Obviamente, el sabor amargo y picante de la hierba, servida en esaladas, no era mi preferido en aquellos días. Pero sí el de mamá Elena, que lo comía sólo con limón, aceite y sal. 

Como con muchas otras cosas en mi vida, los años me han amigado con el berro y en la actualidad no dudo en consumir una ensalada de berros y disfrutarla con gusto. Pues verán que el berro contiene muchos nutrientes, y es una interesante manera de ponerle una nota de sabor, a la dieta del vegetariano. Sin embargo, el berro es una opción frecuentemente olvidada en la cocina tradicional. Nenúfar intenta en esta nota, rescatarlo del olvido y promover sus muchas bodandes.

Ya los antiguos griegos y romanos creían que el berro promovía el carácter y la fortaleza. Se decía que Hipócrates, padre de la medicina, solía recogerlo a la vera de los arroyos y servirlo a sus pacientes como purificador de la sangre. Su nombre en latín es nasturtium, palabra que alude a la sensación picante que aparece en la nariz cuando se lo ingiere.Y en inglés se denomina watercrest, debido a que se lo encuentra en los bordes de ríos, lagos y arroyos. Originario de Eurasia, fue introducido a América en el 1600. Es una planta crucífera, pariente del repollo, pero con mayor contenido de sulfuros que los anteriores.

Ahora pasemos de la historia a la información nutricional: El berro es una hierba que elimina toxinas, ayuda a la digestión y es útil para los dolores reumáticos y del bazo. Una taza de berros equivale a solo 4 calorías y contiene fibra, manganeso, vitaminas C y K y Betacarotene. La medicina sostiene que los nutrientes del berro ayudan a la salud de nuestros ojos y huesos. Particularmente es una fuente de antioxidantes (luteína y Zeaxanthin) que ayuda a protegernos de enfermedades degenerativas de la vista como las máculas. Su componenete de Betacarotene es transformado por el organismo en vitamina A, que protege la vista, ayuda a la regeneración celular y a regular el sistema inmune. Su aporte de vitamina C protege a las importantes molécuals del cuerpo tales como proteínas y carbohidratos, que promueven la salud cardiovascular y nos brinda una ayuda adicional para protegernos de resfríos. Una porción de berro suple el requerimiento diario de vitamina K que ayuda en el proceso de la coagulación de la sangre y, junto con su aporte en manganesio, ayudan a la salud de nuestros huesos.

Su sabor picante deriva de su contenido de sus fitonutrientes llamados glucosinolates. Estudios médicos indican que este componente ayudaría a reducir el daño de ADN y que es un poderoso anticancerígeno.  Sin embargo el berro crudos no es indicados para los niños. En la medicina ayurvédica, el berro ayuda a balancear el tipo metabólico Kapha.

Desafortunadamente, la contaminación actual de muchos ríos y arroyos impiden que podamos recoger berros y consumirlos libremente. Sin embargo podrán adquirirse en verdulerías y mercados. La próxima que compre berro, busque aquellos de hoja bien verde y huela su frescura tratando de detectar esa nota picante en su aroma. Llévelo a su casa y empléelo inmediatamente en su receta del día. El berro es muy versátil . Puede ser preparado en ensaladas, como le gusta a Elena, o puede agregarse en sopas, sandwiches y hasta en salteados (woks) de verduras. Cuando se lo cocina, su tamaño se reduce en 3/4, asi que cuando planifique sus compras, adquieralo teniendo esto en cuenta.

El berro cocinado, pierde su sabor picante y da lugar a un sabor delicado y levemente dulzón. Va aquí una deliciosa receta para preparar una sencilla y delicada Sopa de Berros

1 cucharada y media de aceite de oliva

3 dientes de ajo cortados finitoswatercress_soup

1 papa grande pelada y cortada en cubos (o el equivalente a 2 tazas llenas de cubos de papa)

Sal y Pimenta a gusto

3 tazas de caldo (yo uso vegetal. Si lo prefieren usen caldo de pollo o carne, pero que sea hecho en casa!!!! no usar cubitos!!!)

2 manojos de berro picado (descarten los cabos, usen las hojas preferentemente)

Gajos de limón para servir

A fuego medio, calentar el aceite de oliva. Agregar el ajo picado, y cocinar hasta que la cocción este frangante (1 minuto), incorporar las papas y media cucharada de sal. Cocinar por 1 minuto. Agregar el caldo y 1 taza y 1/2 de agua. Dejar que hierva. Reducir el fuego y dejar por 5 minutos.  Chequear que las papas esten cocidas. Incorporar el berro picado. Subir el fuego, por 1 minuto más y alinear con sal y pimienta.  Apagar el fuego y dejar reposar por dos minutos. Puede servirla asi, o si prefiere, licuarla para que tenga la apariencia de una sopa crema. Llevar a la mesa inmediatamente y agregar jugo de limón recién exprimido.

Sentarse a la mesa, dar gracias por tener un plato de comida en frente y a disfrutar de su sopa!

Fuentes:

Body + Soul Magazine: October 2009 issue

The new whole foods Encyclopaedia. Rebecca Wood