Archivo de la etiqueta: sangre

Tomates para los caballeros

Sabía usted que el tomate es una fruta? O más precisamente una baya, por su contenido pulposo y de semillas blandas? Originario de América Latina, el Lycopersicon esculentum es probablemente junto con la papa y la lechuga, el vegetal más consumido por el mundo occidental.  

En 1519, Cortés descubrió una producción de tomates en los jardines de Moctezuma y llevó semillas en su viaje de regreso a Europa, en donde originalmente fueron plantados como plantas ornamentales. La  palabra tomate viene del nahuatl (México) Tomatl, y sus versiones nativas originales eran pequeñas (semejantes a los tomates cherry) y de color amarillento. Es por eso que en España e Italia eran conocidos como pomi d’oro o manzanas de oro. Justamente Italia fue el primer país en abrazar y cultivar el tomate fuera de América del Sur. En Francia se denominó al tomate como pommes d’amour o manzanas de amor, ya que pensaban que poseía propiedades estimulantes afrodisíacas.   

El tomate se caracteriza por su sabor agridulce y pese a ser un alimento ácido, al momento de ser digerido alcaliniza la sangre. Si bien tentadores, los tomates afectan el balance de calcio en nuestro cuerpo, debido a su contenido de solanina, motivo por el cual suelen ser evitados por quienes sufren de artritis y osteoporosis. 

Atención, damas y caballeros: 

La alta concentración de vitamina C en el tomate se encuentra en la gelatina que rodea a sus semillas. Los frutos madurados en la planta son excelentes fuentes de vitaminas A, Complejo B, C, potasio & fósforo. Los tomates madurados en invernadero poseen la mitad de vitamina C que aquellos cultivados naturalmente. Los tomates también son ricos en azúcar (fructosa, glucosa y sucrosa) y poseen moderada cantidad de fibra mientras que carecen de almidones. Una de sus principales componentes son los flavonoides , licopeno y otros fitoquímicos de propiedades anticancerígenas. Justamente es el licopeno, que es el pigmento carotenoide responsable de su color rojo, el que reduce el riesgo de cáncer de próstata. Se trata de un antioxidante poderoso que una serie de estudios han demostrado como particularmente bueno para la protección frente al cáncer de próstata, cólon y recto, así como también para enfermedades del corazón. Sin embargo, el licopeno esta mucho más disponible para el cuerpo cuando el tomate es cocinado. Y puesto que es soluble en grasa, usted necesitara consumir sus tomates cocidos con un algo de grasa (por ejemplo, aceite de oliva) para facilitar su absorción.   
 La medicina china lo considera un alimento frío que alivia el calor interno del organismo, estimula los fluidos corporales, nutre el yin y desintoxica la sangre. Adicionalmente, los orientales consideran que actúa sobre el estómago y los meridianos del hígado. Quienes siguen una dieta macrobiótica suelen evitar los tomates debido a que son alimentos demasiado yin, demasiado ácidos y su consumo prolongado termina por debilitar el tracto gastrointestinal. Se considera que el ácido de los tomates verdes es especialmente detrimental para los riñones.  
Por su parte, para la tradición ayurvédica, los tomates son problemáticos por dos razones: debido a que son rajásicos, es decir que estimulan el movimiento hacia el exterior, la creatividad, la agresión y la pasión (por ello es un alimento recomendado a los guerreros previamente a una batalla); y por su vipak, o efecto post digestivo que los lleva a permanecer en el organismo posteriormente al proceso metabólico, lo cual irrita el intestino si se lo consume en exceso, particularmente si la persona sufre de úlcera o es de estómago sensible. Cuando el tomate es cocinado  con especias cálidas como el comino o la mostaza, se convierte en un alimento más balanceado. Su piel y semillas son consideradas particularmente adversas para quienes poseen el sistema metabólico vata.  

Comprando y Cocinando Tomates 

Debido a su fragilidad, los tomates que se adquieren comercialmente son cosechados y envalados cuando aun no están maduros y su coloración es verde. Antes de llegar a la verdulería o tienda son “madurados artificialmente” con gas etileno que provoca la coloración de su piel (a rojo) por eliminación de la clorofila. Consecuentemente, esos tomates no desarrollan su característico aroma y sabor, para convertirse en una versión bonita en color, pero pálida y aburrida en comparación al tomate madurado en la planta.   

Nenúfar le  sugiere que para comprobar si sus tomates han sido madurados artificialmente, córtelos y determine si en su interior se alojan semillas de color verde. Esto confirmaría que su color exterior rojo, es puramente cosmético (es decir, no obtenido al sol). Es por eso que sugerimos que -de existir la posibilidad- consuma verduras y frutas orgánicas certificadas, libres de pesticidas y con procesos de maduración naturales. Cuando concurra a comprarlos,aquellos que son firmes al tacto, pero no duros, con aroma y de color rojo brillante. Evite los tomates que estén golpeados, rajados o con marcas oscuras. De ser posible no los refrigere ya que la heladera (nevera) les hace perder su sabor y su textura original.  

Y ahora vamos al recetario de hoy…  

Si bien no soy una fanática del tomate, de tanto en tanto me gusta comerlo cortado en cubos o gajos con un diente de ajo picado y alineado con un poco de aceto balsámico orgánico o con el vinagre de frambuesa o mora, que elabora artesanalmente mi suegra Bárbara y aceite de oliva extra virgen a la trufa (se consigue en tiendas especializadas). Lamentablemente, mi esposo (no muy amigo del ajo), no me acompaña en la faena, por lo cual, lo preparo cuando vienen visitas o directamente recurro a otras formas de preparación.  

Tomates secos:  

La más fácil es cortarlo en gajos y asarlos en el horno por 30 o 40 minutos, salpicados en aceite de oliva virgen y una pizca de sal.  

Una ensalada fresca y deliciosa:  

Esta es una de mis versiones favoritas para consumir como único plato cuando no tengo muchas ganas de cocinar.  

4 rabanitos  

2 o 3 tallos de apio verde  

1//2 pepino verde  

1/2 mango maduro  

2 tomates perita o 1 tomate grande maduro  

Semillas de sésamo  

Semillas de chía (omega 6)  

Aceite de oliva virgen  

Vinagre de Frambuesa ó aceto balsámico  

    

Seleccionar una linda ensaladera y proceder a mezclar los ingredientes. Si no sabe como hacerlo, Nenúfar le recomienda este sencillo instructivo. Para aderezar correctamente sus ensaladas se necesitan 4 personas:  

Un generoso para el aceite,  

Un tacaño para el vinagre,  

Un prudente para la sal,  

Y un loco para revolverla!  

Disfrute a solas o con sus seres queridos. Y no olvide DAR LAS GRACIAS, antes de comer….  

 

Anuncios

Berro: hierba picante, nutritiva y sorprendente

Watercress cercaAún recuerdo cuando, siendo niña, mi mamá recogía puñados de berro en la ribera de un arroyo cerca de la quinta de mis abuelos. Obviamente, el sabor amargo y picante de la hierba, servida en esaladas, no era mi preferido en aquellos días. Pero sí el de mamá Elena, que lo comía sólo con limón, aceite y sal. 

Como con muchas otras cosas en mi vida, los años me han amigado con el berro y en la actualidad no dudo en consumir una ensalada de berros y disfrutarla con gusto. Pues verán que el berro contiene muchos nutrientes, y es una interesante manera de ponerle una nota de sabor, a la dieta del vegetariano. Sin embargo, el berro es una opción frecuentemente olvidada en la cocina tradicional. Nenúfar intenta en esta nota, rescatarlo del olvido y promover sus muchas bodandes.

Ya los antiguos griegos y romanos creían que el berro promovía el carácter y la fortaleza. Se decía que Hipócrates, padre de la medicina, solía recogerlo a la vera de los arroyos y servirlo a sus pacientes como purificador de la sangre. Su nombre en latín es nasturtium, palabra que alude a la sensación picante que aparece en la nariz cuando se lo ingiere.Y en inglés se denomina watercrest, debido a que se lo encuentra en los bordes de ríos, lagos y arroyos. Originario de Eurasia, fue introducido a América en el 1600. Es una planta crucífera, pariente del repollo, pero con mayor contenido de sulfuros que los anteriores.

Ahora pasemos de la historia a la información nutricional: El berro es una hierba que elimina toxinas, ayuda a la digestión y es útil para los dolores reumáticos y del bazo. Una taza de berros equivale a solo 4 calorías y contiene fibra, manganeso, vitaminas C y K y Betacarotene. La medicina sostiene que los nutrientes del berro ayudan a la salud de nuestros ojos y huesos. Particularmente es una fuente de antioxidantes (luteína y Zeaxanthin) que ayuda a protegernos de enfermedades degenerativas de la vista como las máculas. Su componenete de Betacarotene es transformado por el organismo en vitamina A, que protege la vista, ayuda a la regeneración celular y a regular el sistema inmune. Su aporte de vitamina C protege a las importantes molécuals del cuerpo tales como proteínas y carbohidratos, que promueven la salud cardiovascular y nos brinda una ayuda adicional para protegernos de resfríos. Una porción de berro suple el requerimiento diario de vitamina K que ayuda en el proceso de la coagulación de la sangre y, junto con su aporte en manganesio, ayudan a la salud de nuestros huesos.

Su sabor picante deriva de su contenido de sus fitonutrientes llamados glucosinolates. Estudios médicos indican que este componente ayudaría a reducir el daño de ADN y que es un poderoso anticancerígeno.  Sin embargo el berro crudos no es indicados para los niños. En la medicina ayurvédica, el berro ayuda a balancear el tipo metabólico Kapha.

Desafortunadamente, la contaminación actual de muchos ríos y arroyos impiden que podamos recoger berros y consumirlos libremente. Sin embargo podrán adquirirse en verdulerías y mercados. La próxima que compre berro, busque aquellos de hoja bien verde y huela su frescura tratando de detectar esa nota picante en su aroma. Llévelo a su casa y empléelo inmediatamente en su receta del día. El berro es muy versátil . Puede ser preparado en ensaladas, como le gusta a Elena, o puede agregarse en sopas, sandwiches y hasta en salteados (woks) de verduras. Cuando se lo cocina, su tamaño se reduce en 3/4, asi que cuando planifique sus compras, adquieralo teniendo esto en cuenta.

El berro cocinado, pierde su sabor picante y da lugar a un sabor delicado y levemente dulzón. Va aquí una deliciosa receta para preparar una sencilla y delicada Sopa de Berros

1 cucharada y media de aceite de oliva

3 dientes de ajo cortados finitoswatercress_soup

1 papa grande pelada y cortada en cubos (o el equivalente a 2 tazas llenas de cubos de papa)

Sal y Pimenta a gusto

3 tazas de caldo (yo uso vegetal. Si lo prefieren usen caldo de pollo o carne, pero que sea hecho en casa!!!! no usar cubitos!!!)

2 manojos de berro picado (descarten los cabos, usen las hojas preferentemente)

Gajos de limón para servir

A fuego medio, calentar el aceite de oliva. Agregar el ajo picado, y cocinar hasta que la cocción este frangante (1 minuto), incorporar las papas y media cucharada de sal. Cocinar por 1 minuto. Agregar el caldo y 1 taza y 1/2 de agua. Dejar que hierva. Reducir el fuego y dejar por 5 minutos.  Chequear que las papas esten cocidas. Incorporar el berro picado. Subir el fuego, por 1 minuto más y alinear con sal y pimienta.  Apagar el fuego y dejar reposar por dos minutos. Puede servirla asi, o si prefiere, licuarla para que tenga la apariencia de una sopa crema. Llevar a la mesa inmediatamente y agregar jugo de limón recién exprimido.

Sentarse a la mesa, dar gracias por tener un plato de comida en frente y a disfrutar de su sopa!

Fuentes:

Body + Soul Magazine: October 2009 issue

The new whole foods Encyclopaedia. Rebecca Wood

Vacas, chanchos y pollos contentos

Cada vez que cuento que soy vegetariana, mis interlocutores suelen mirarme con una suerte de descrédito y desaprobación. Muchos hacen una mueca silenciosa mientras que otros comienzan a regalarme sus tradicionales preguntas y comentarios:

Si no comes carne, como incorporas proteínas a tu dieta? Cómo te dan los análisis de sangre?… Y qué comés ademas de ensaladas? ….No te sentís un poco débil?…Estás anémica?…Una dieta vegetariana no incorpora todos los nutrientes necesarios…Es una tontería y desatino eso que haces!…. Estas limitando los nutrientes que ingeris….

Yo les explico que esto de comer carne no es una excentricidad. Yo nunca fui muy carnívora de todos modos. Cuando me embarqué en este tipo de alimentación, extrañé la carne por una semana solamente y pese a que mi familia es prioritariamente argentina (y por ende carnívora), yo puedo vivir feliz sin una porción de asado en mi plato.

Existen mucha desinformación sobre los beneficios de la carne

Existen mucha desinformación sobre los beneficios de la carne

Yo elegí dejar de comer carne por cuestiones de salud y también porque me me parece muy cruel aniquilar a un ser viviente para mi manjar personal. Entiendo y acepto que quienes me rodean sean carnívoros. Pero déjen mis hábitos alimenticios en paz que yo los dejo a ustedes!

Para desmitificar un poco el asunto de la carne, recurrí a uno de los profesionales más reconocidos en temas de alimentación natural, vegetariana & alcalina, el Dr. Robert Young, quien ha escrito numerosos libros acerca del tema. He aqui lo que el Dr. Young comparte en su blog:

Mito 1: La carne es necesario para la formación de la sangre. En otras palabras, la carne produce la sangre.
Hechos científicos: la carne no es esencial como fuente de hierro en la dieta. De hecho, el hierro proveniente de los vegetales es tan útil en la formación de glóbulos rojos como el de la carne. Al analizar la hemoglobina en sangre, no es posible distinguir si sus átomos de hierro provienen de un bistec o un plato de brócoli, pleno en clorofila .

La anemia es tan frecuente entre los omnívoros como lo es entre vegetarianos y es inexistente entre los que siguen una alimentacion alcalina (tambien denominados alkalarians). Sin embargo es mucho más frecuente entre aquellos cuya dieta se basa en la carne. Esto ha sido demostrado con los nativos de Alaska, quienes -con frecuencia sufren de anemia, además de otras enfermedades crónicas- debido a la falta de hierro, que es una consecuencia de su dieta normalmente carnívoros.

Mito 2: La proteína de carne es necesaria para la producción de tejido durante los períodos de crecimiento. En otras palabras, la idea de que la carne hace la carne. Este mito es análogo al de ciertas tribus primitivas que creen que por comer carne de un animal fuerte, adquieren la misma fuerza.
Hechos científicos: las proteínas, ya sea de animales o vegetales, está formadas por largas cadenas de aminoácidos que son los mismos en ambos casos. La única diferencia entre el animal y proteína vegetal es la proporción de sus aminoácidos. El hecho científico más importante aquí es que la carne se hace con la sangre y no con la proteína. La salud de nuestra sangre entonces determina la salud de nuestro cuerpo y la salud de la sangre está determinada por una dieta rica en clorofila, y no por las proteínas animales. El cuerpo necesita de los aminoácidos y no de las proteínas. Y aqui va el punto que considero clave: La fuente de estos aminoácidos, ya sean proveniente de carne (ácidas) o de las verduras (alcalinas) no es importante, salvo por el hecho de que cuando usted come verduras y hortalizas, su cuerpo no recibe todos los residuos ácidos que se obtienen de la carne (tales como el nítrico, el sulfúrico, el fosfórico y el ácido úrico) que son altamente dañinas para el cuerpo.Proteína de la carne no proporciona ningún aminoácido que no está disponible a partir de fuentes vegetales. De hecho, los animales herbívoros, como la vaca, cuyo músculo forma lo que se conoce como la carne, obtener todos los aminoácidos esenciales de los alimentos vegetales de los pastos ricos en clorofila que comen!

Mito 3: La carne proporciona los nutrientes esenciales que no están disponibles de ninguna otra fuente.
Hechos científicos: En cuanto a minerales esenciales y oligoelementos, no hay ninguno que actualmente se encuentre exclusivamente en la carne o el pescado: ni el iodo, ni el calcio, potasio, magnesio, sodio, zinc o incluso B-12. La única vitamina que ofrece la carne y los alimentos de origen vegetal no (a menos que la planta este en proceso de fermentación o putrefacción) es la vitamina B-12. Esta se forma cuando la materia está fermentanfo. Por esta razón, el Tofu -que NO es una comida fermentada- no contiene B-12. Y el Tempeh (soja) y el Miso, que son alimentos fermentados, SI contienen B-12. La misma también se encuentra en las algas que ayudan a descomponer los cadáveres.

Elija una dieta plena de vegetales!

Elija una dieta plena de vegetales!

En resúmen,  el hecho de que la dieta vegetariana sea pobre en vitamina B-12 es una buena cosa. Y a propósito de ésto,  la necesidad de B-12 como vitamina esencial no se ha sido establecido medicamente!

Por último, les dejo una hermosa frase que mi querida amiga Ma. Laura encontró en un libro:

Soy un ferviente seguidor del Vegetarianismo por principio. Más que nada por razones morales y éticas, yo creo firmemente que un orden de vida vegetariano, simplemente por los efectos físicos, influirá sobre el temperamento del hombre de una manera tal que mejorará mucho el destino de la humanidad. Nada beneficiará tanto la salud humana e incrementará las posibilidades de supervivencia de la vida sobre la Tierra, como la evolucion hacia una dieta vegetarina. No comprendo cómo se puede tener valor para matar a un animal y estómago para comerlo; matar a un animal y comérselo es cometer un doble crimen” Albert Einstein

 

Fuentes: Articles of Health, by Dr. Robert Young. http://articlesofhealth.blogspot.com/2007/05/new-york-times-death-by-veganism-or.html

The Bhaktivedanta Book Trust – Cocina Natural