Archivo de la etiqueta: frutas

Llegaron los Mangos a nuestro Jardín

Al llegar el mes de Julio a nuestro jardín, el aire se perfuma con la promesa de carnosos y brillantes mangos listos para ser saboreados y compartidos. Dos hermosos árboles de unos casi 20 mts de altura, nos regalan cada primavera (hemisferio norte) sus delicados frutos. El de la izquierda, que da sombra sobre nuestra mesa de té, produce unos dulcísimos mangos redondeados – también denominados “hembra” – que suelen ser los primeros en desaparecer por su delicioso sabor. El árbol que se levanta hacia la derecha, produce una variedad un poco más grande y aplanada, también conocida como “mango macho“.

Mi  familia y amigos somos sólo una parte de los beneficiados con estos preciosos frutos. Ardillas, mosquitos, azulejos y orugas son algunas de las muchas criaturas que gozan de los cientos de mangos que nuestros árboles producen. De hecho, ellos son quienes primero degustan la cosecha que debido a que por la altura a la que se cuelgan, ellos tienen acceso prioritario a las ramas cargadas de frutos. De todos modos, lejos de molestarnos por las decenas de mangos mordisqueados que aterrizan sobre el césped, reconocemos que son las aves y otros animales silvestres los verdaderos dueños de todo lo que ocurre en el jardín. Nosotros somos simplemente los ocupantes temporarios. Pero volviendo al tema que nos convoca, les cuento que el mango (Mangifera indica) es una de las frutas tropicales más populares junto con el coco y la banana (plátano).  Tanto su dulzor, su aroma y sus propiedades lo ponen a la cabeza de mis preferencias! Emparentado con las castañas de cajú, los mangos crecen en un árbol perenne que puede alcanzar grandes alturas. Generalmente ovales en su forma, los mangos pueden variar entre los 200 gramos y el medio kilogramo de peso (dependiendo la zona y la variedad). Su exterior es verde rojizo y su carne, de color naranja, se caracteriza por su jugosidad. Su semilla o hueso es ovalada y plana y esta rodeada de infinidad de fibras que la protegen.   

Mango, el fruto perfecto   

Se considera que el mango es una fruta energéticamente equilibrada en iguales proporciones de yin y yan. Sus condiciones termales son del tipo frío, por lo que según la medicina china ayuda a eliminar el calor interno del organismo y aliviar la sed.  Desde la óptica de la medicina ayurvédica, los mangos maduros son tridóshicos. Esta deliciosa fuente de vitaminas A & C, es también una fuente de potasio y es moderada en calorías. Por contener la planta de mango una resina que puede ser tóxica, algunas personas pueden ampollar su piel o producir una dermatitis al tomar contacto con la planta o los frutos. Sin embargo, la piel y el jugo del mango parecieran ser mas alergómanas que su carne, particularmente cuando el fruto aún no ha madurado. Comer mangos en exceso, podría generar urticaria o erupciones en la piel.   

Los mangos son ricos en azúcares naturales, lo cual los convierte en frutas ácidas y desaconsejadas en exceso para personas con diabetes, ya que su índice glicémico es medio (55). Los pacientes diabéticos que deseen consumirlos, deberán consultar con sus médicos o nutricionistas para que estos profesionales les indiquen la porción recomendada.   

Nenúfar aconseja consumir el mango a temperatura ambiente, para que su dulzor se manifieste a pleno, ya que el frío esconde el sabor del fruto. Al comprar los mangos seleccione aquellos que sean firmes, con apariencia fresca y que tengan un aroma agradable, levemente picante en donde se encuentra conecta con el tallo de la planta. Si el mango no ofrece ningún aroma, su carne será desabrida y sin mayor sabor. De optar por mangos aún verdes, nuestro lector podrá envolverlos en papel de diario, o colocarlos en una bolsa de papel madera y dejar que el fruto madure hasta que al ser levemente presionados su carne ceda levemente (semejante a las paltas/avocados/aguacates que esta en su punto justo). Al madurar el fruto, el color de su piel se intensifica (con excepción de la variedad de mangos verdes) tornándose amarilla o roja.   

Los mangos son frecuentemente empleados en postres, ensaladas, chutneys , helados, acompanan carnes y pescados. Y para despedirnos por hoy les dejo un dulce sabor…

Mousse de Mango   

4 tazas de mangos maduros cortados en cubos   

Azúcar negra o Agave a gusto   

2 sobres de gelatina sin sabor   

1 taza de tofu procesado en la procesadora o un yogur de soja pleno o con sabor a vainilla.   

Procesar los cubos de mango en la licuadora con azúcar negra o agave, hasta obtener una pulpa espesa. Aparte, diluir la gelatina sin sabor siguiendo las instrucciones del envase. Agregar la pulpa de mango y el yogur o tofu procesado. Revolver con movimientos envolventes para mezclar los ingredientes. Probar el sabor y corregir si no fuere lo suficientemente dulce. Llevar a la heladera (refigerador, nevera) hasta que este firme.   

Servir acompañada de frambuesas, rulos de chocolate y/o hojitas de menta.   

Dar las GRACIAS y a DISFRUTAR con los seres queridos!   

Fuentes:

www.drweil.com

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

The whole Foods encyclopedia – Rebecca Wood  

 

Verdes, Rojas o Amarillas…

(especial para aquellos que piensan que la manzana es la fruta de la discordia….o del pecado!)

Que las manzanas son buenas – particularmente cuando son frescas y cultivadas orgánicamente (es decir sin pesticidas o fungicidas), no es un secreto. Estudios independientes demostraron que una dieta que incluye  manzanas puede reducir el riesgo de cáncer de cólon, hígado, próstata y pulmón. Se estima que los flavonoides de las manzanas tienen efectos anticarcerígenos. Adicionalmente, en 2004 un estudio del Instituto Nacional de Salud de USA, determinó que comer manzanas puede reducir la tos crónica y otros síntomas respiratorios. Otros estudios realizados en Australia e Inglaterra, mostraron que las personas que consumen manzanas y peras tienen menor riesgo de asma, e investigadores de los Países Bajos han descubierto que comer una manzana al día puede reducir el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica en los fumadores. También se descubrió que por cada 10 grs. de fibra consumida diariamente, usted puede disminuir su riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca en un 14% y el riesgo de morir de enfermedad cardíaca en un 27%. Una manzana de tamaño medio de manzanas le aporta 5 grs. de fibra.

Una manzana al día… aumenta su conteo de bacterias benéficas!

Investigadores daneses examinaron por qué las manzanas son buenas para el consumo analizando el contenido microbiano del sistemas digestivo de ratas de laboratorio. Los roedores fueron sometidos a una dieta rica en manzanas, jugo de manzana y puré de manzana y su flora gastrointestinal se comparó con el contenido microbiano de otras ratas sometidas a una dieta normal. Se observó que el primer grupo que consumió una dieta alta en pectina  -un componente de la fibra dietética en las manzanas-, tenía una mayor cantidad de bacterias beneficiosas, del tipo conocido para mejorar la salud intestinal. Los investigadores concluyeron que, como resultado de comer manzanas regularmente, se incrementan las bacterias que ayudar a producir ácidos grasos que generan condiciones ideales de pH para asegurar un equilibrio de los microorganismos beneficiosos en el cuerpo. También hallaron que una dieta rica en manzanas produce más butirato, un combustible importante para las células de la pared intestinal y que es un sustrato energético del epitelio del colón, que regula múltiples procesos celulares y que ha sido descrito como un posible agente terapéutico frente al cáncer colorrectal (aún se necesita más investigación para determinar si la pectina tiene similares efectos en seres humanos).

Por otro lado, si usted elige sus manzanas por sus beneficios para la salud y no por sus preferencias de gusto, recomiendo la variedad Red Delicious (deliciosa),  ya que un estudio realizado en 2005 en Canadá la halló como la  más alta en antioxidantes.

Alcalinas, Benéficas e ideales para combatir el dolor de cabeza

Pese a que sigo una dieta vegetariana desde hace mas de 4 años,generalmente 1 o 2 veces al año suelo padecer de dolor en la parte superior de la cabeza (coronilla). (Nota: una leve modificación de mi dieta, por ej. una copa de vino blanco, o algún exceso en el consumo de azúcar, son disparadores seguros de este dolor de cabeza). Como rehuso consumir medicamentos de venta libre, cuando se presentan esos dolores de cabeza, recurro a una sencillísima y eficaz receta que me pasó hace años mi Tía Felisa (y por la cual le estoy eternamente agradecida!)

Té de Manzanas VerdesEl Té de manzanas verdes nunca falla!

1 ó 2 Manzanas verdes orgánicas

Agua filtrada

Miel a gusto

Al primer síntoma de dolor de cabeza, busque en su frutera una o dos manzanas verdes. Lávelas bien y proceda a pelarlas, sin descartar las cáscaras (piel) o semillas. Corte la manzana ya pelada en cuadraditos o gajos, según prefiera. Coloque abundante agua fría (preferentemente filtrada) un cazo o recipiente (cacerola u olla). Agregue la piel, las semillas y los cubos de manzana verde. Lleve a fuego fuerte ydeje que las manzanas se cocinen hasta que se transparenten y las cáscaras pierdan su color. Dependiendo de la cantidad de agua, esto puede llevar en promedio unos 15 minutos.

Retire del fuego. Separe las cascaras y semillas y descartelas. Con el resto (infusión + agunos pocos cuadrados de manzana verde) sírvase una taza grande. Si lo prefiere puede endulzar con miel, azúcar morena o agave (endulzante natural). Yo lo tomo sin endulzar. Bébalo lentamente ante los primero síntomas de dolor de cabeza y continúe consumiendo esta bebida durante el resto del día, preferentemente caliente. No le agregue ni limón ni canela.

Doy fé que siempre funciona como un poderoso y natural remedio casero para aliviar las cefaleas.

Recuerde beberlo con la convicción de que es una bebida beneficiosa para su cuerpo. Y no olvide DAR LAS GRACIAS!

  

Fuentes

http://www.drweil.com/drw/u/WBL02179/What-Really-Makes-You-Fat.html#1

Biblioteca de la Universidad Complutense: http://eprints.ucm.es/4476/

American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. August, 2004

Archives of Internal Medicine, Feb 23, 2004

Journal of Agriculture and Food Chemistry. June 29, 2005

 

Aguas de Marzo…a Febrero

São as águas de março fechando o verão
É a promessa de vida no teu coração

42-15530168 

Aguas de Marzo, Autor: Tom Jobim

Jobim escribió una maravillosa oda a las Aguas de Marzo. Un hermosa y pegadiza canción que retrata el final del verano en Brasil. Por lo tanto, le sugiero que la busque entre su colección de compactos de Bossa Nova y la escuche mientras lee esta nota (si no cuenta con ese CD, corra a comprarlo, su vida cambiará al escuchar Bossa Nova!. También podra sintonizar música brasileña gratuitamente desde www.pandora.com).

Sin contar con la increíble pluma del famoso cantautor brasilero, yo quiero compartir algunas ideas acerca de las aguas.

Quienes buscamos mantener una dieta alcalina, recurrimos a todo tipo de vegetales para ayudar a la química de nuestro cuerpo eliminar su acidez. Y nuestra bebida fría habitual es el agua. Pero -admitámoslo- después de semanas y semanas de beberla, nuestras papilas pedirán alguna variación en el sabor. Antes de recurrir a las aguas saborizadas comerciales (sean dietéticas o no) los invito a considerar los siguientes tips:

  •  ALCALINICE: Mi tía Felisa, uno de mis máximos referentes en temas de nutrición sana, me pasó su secreto para alcalinizar el agua. Es tan simple como hervir abundante agua (cantidad a gusto) en un recipiente con una o dos hojas de repollo blanco. Retire del fuego y deje enfriar cubriendo con un lienzo o tapa. Si ud. cuenta con tiras de medición de alcalinidad, comprobará cómo aumenta el nivel de alcalinidad del agua tras este procedimiento.
  • SABORICE: En una jarra limpia, preferentemente de vidrio o cerámica (en lo personal, prefiero evitar los contenedores de metal o de plástico) coloque abundante agua alcalinizada. Abra su heladera (nevera) y seleccione el vegetal de su preferencia, por ejemplo: pepino, limón, naranja, frutillas (fresas), gajos de mandarina (clementinas), menta, lima verde, durazno  y damasco (melocotón) firmes. Lave el vegetal y corte en rodajas sin descartar su cáscara (Nota: en caso de usar frutillas, duraznos o damascos, descarte las hojas verdes y la semilla o carozo). Coloque dentro la jarra, sumergiendo las rodajas en el agua). Refrigere y consuma dentro de las próximas 8 hs. Sirva con hielo.

    Ideal para llevar a la playa en verano

    Ideal para llevar a la playa en verano

El sabor de las aguas saborizadas hechas en casa, es incomparablemente refrescante. Una interesante variedad que probé días atrás es agua con naranjas & frutillas. No sólo es sabrosa, sino que usted tendrá la satisfacción de que esta incorporando a su cuerpo una bebida sana y beneficiosa. Anímese a intentarlo y compartalo esta bebida con su familia e invitados.

Chin Chin!