Archivo de la etiqueta: digestión

La flor de la Canela

Quizás usted sea -como yo- un adorador/a de la canela. Su aroma dulzón y perfumado y su enigmático sabor me invitan a saborearla en tanto en postres como en cocciones agridulces. (Más adelante compartiré con ustedes una deliciosa receta vegetariana en la cual la canela juega un rol importante para el sabor final de la preparación).  Sin embargo, para muchas personas, la canela no es mas que un condimento que eventualmente puede espolvorearse sobre tartas de manzana, cafés y o porciones de arroz con leche. Es nada más que eso: un addendum. Pero la cinnamonum zeylanicum posee muchísimas propiedades  que la convierten en un condimento esencial en la alacena de todo hogar.

Orígenes & Beneficios

La canela es un árbol tropical siempre verde, originario del Asia. En su estado salvaje, crece a una altura comprendida entre los 8 y los 17 mts. Curiosamente, las hojas jóvenes la planta son de color rojo intenso y se tornan verdes brillosas  a medida que maduran. Sus flores son pequeñas de color amarillo pálido y poseen un olor fétido. Existen distintas variedades de la planta en Indonesia, China y Vietnam. Para su comercialización, se seca la corteza del árbol y se enrolla en palitos o bastones (ver foto superior) o también suele molerse hasta convertise en un polvo.

Aunque existen cuatro variedades principales de canela, la canela de Ceilán y la canela Cassia son los más populares. La primera es generalmente llamada auténtica canela. Es más cara y su sabor es dulce. Sus bastones pueden ser fácilmente triturados en un molinillo de café. Generalmente la canela que se vende en los supermercados proviene de la variedad menos costosa, la canela Cassia, que  es de color más oscuro y no puede ser fácilmente triturada a forma de polvo con un molinillo de café.

Existen registros de su empleo -2.500 años A.C.- en China y en Egipto. Emparentado con el laurel y la palta,  la canela es una de las primeras especies que se intercambiaban en la zona del Mediterráneo.  Dulce y picante, de sabor agradable y propiedades cálidas, la canela apoya la funciones del baso-pancreas, el estómago, la vejiga, los riñones y los meridianos del hígado. Es una de las especie cálidas más comúnmente usadas por la medicina oriental, ya que tiene propiedades estimulantes, analgésicas y astringentes.

La canela tiene la capacidad de incrementar la secreción de fluidos digestivos y consecuentemente aliviar la generación de gases intestinales. Posee la cualidad de desintegrar las grasas en el sistema digestivo, lo cual la convierte en benéfica para la digestión.  Consejo Nenúfar: En aquellos casos de malestar estomacal, una sencilla receta casera es mezclar canela con una pequeña porción de puré de manzanas. No sólo tiene buen sabor, sino que calma el malestar.

Adicionalmente, esta especie eleva la vitalidad y estimula las funciones vitales del cuerpo, contrarrestando la congestión y apuntalando la circulación periférica de la sangre. Es especialmente aconsejada para tratar la diarrea, náuseas y vómitos, así como también la gripe, artritis, el reumatismo y la candiasis. Su aroma alivia la tensión y contribuye a estabilizar los nervios.

La corteza de canela promueve la menstruación.  Y la medicina natural la utiliza para aliviar dolores menstruales y la infertilidad. Las mujeres en India lo toman como un anticonceptivo después del parto.

Desde la perspectiva de la medicina ayurvédica, la canela no es recomendada para las mujeres expectantes. Su naturaleza es tridoshica, sin embargo puede desbalancear a las tipologías pitta.

Existe evidencia que la canela puede ayudar a pacientes con el tipo más común de diabetes 2 (en la que el páncreas produce insulina, pero las células se vuelven resistentes a ella), pero no así a los de tipo 1. El primer estudio que sugiere que la canela puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre (y el colesterol) se publicó en el diciembre de 2003, por la revista Diabetes Care y demuestra que 1, 3 o 6 gramos de canela al día, divididos en 2 dosis (que equivale a entre 1/4 de cucharadita a 1 cucharadita al día), la disminución de la glucosa en ayunas fue de 18 a 29%, los triglicéridos en un 23 a 30 %, el colesterol LDL en un 7 a 27 %, y el colesterol total en un 12 a 26 %.  Debido a que la canela es segura y fácilmente añadible a la dieta, se la recomienda a las personas con diabetes tipo 2. Los investigadores esperan investigaciones adicionales que apoyen que esta popular especia sea un arma contra la enfermedad.

Nota: La corteza de canela puede causar una reacción alérgica en algunas personas. No consuma aceite esencial de canela o su corteza como medicamento o suplemento, si no es bajo supervisión médica. Su ingestión excesiva puede causar náuseas, vómitos y posible daño renal. La corteza de canela no debe administrarse a niños menores de 2 años de edad.

La canela en su mesa

Tal como prometí, voy a presentarles una deliciosa receta mexicana que incluye a la canela como ingrediente central. No es este un postre, sino un plato salado de muy fácil preparación que puede preparase con frecuencia, por su simpleza.

Mole de Frijoles (Porotos) Poblanos

El mole es una salsa de características de México que contiene chocolate (o cacao, en este caso). Por lo general los moles son altos en grasa, sin embargo esta versión no es, y con una licuadora se hace muy fácil de preparar. Como el recetario de Nenúfar es vegetariano, en lugar del pavo o pollo que tradicionalmente se emplean, esta receta emplea frijoles pintos (o los que encuentre disponible en su despensa). Esta receta es ideal para acompañar con arroz, polenta fresca, tortillas de trigo entero, o ensaladas. Adicionalmente a la canela, los ingredientes restantes son benéficos para su salud. Por ej: los tomates en esta receta proporcionan licopeno, un potente antioxidante que es un efectivo protector contra el cáncer colorrectal, de próstata, mama, endometrio, pulmón y páncreas.
 
 Ingredientes

3 tomates grandes frescos cortados en cubos
1/2 taza de caldo de vegetales
1 pimiento verde, sin semillas y cortado en cubitos
3 cucharadas de cacao orgánicos sin azúcar y de semillas de sésamo tostado (ó 1 cucharada y 1/2 cucharadas de tahini)
2 cucharadas de masa harina (harina de tortilla de maíz de México). Si no se encuentra, reemplazar con harina de maíz muy triturada.
2 cucharadas de pasas de uva sin semilla
1 cucharada y 1/2 de polvo ají Chile oscuro (u otro ají que prefiera. Si desea que su mole no sea picante, reemplace con cúrcuma & pimentón)
3 dientes de ajo pelados
1 cucharadita de sal y  1 de azúcar moreno (miel o agave)
1/2 cucharaditas de anís
1/4 cucharaditas de cilantro fresco picado o seco
1/8 cucharaditas de canela
1 pizca de pimienta + otra de clavo de olor + de pimienta de Jamaica (o nuez moscada)
1 taza y 1/2  adicional  de caldo de vegetales
4 tazas y 1/2 de frijoles pintos (si emplea porotos/frijoles enlatados, escúrralos)
 

 Instrucciones
Nota: Si va a acompañar con arroz, cocinar arroz de grano largo antes de empezar la receta. También se pueden servir sobre tofu o tempeh. La recomendación de Nenúfar es servir el mole acompañado de una mezcla de cebollas salteadas, batata y calabacín.

1. En una licuadora, mezcle todos los ingredientes excepto la última taza y  1/2 de caldo y los frijoles.

2. Mezcle hasta que la mezcla esté muy suave.

3. Añadir el caldo restante y licúe de nuevo.

4. Coloque los frijoles/porotos en una olla o sartén antiadherente a fuego lento, vierta la preparación que licuó sobre los frijoles y cocine tapado durante 15-20 minutos.

La preparación debe ser perfumada. Pruebe y alinee los condimentos (el sabor debe ser agridulce y la presencia del cacao y de la canela, deben ser discretas, pero notables). Sirva sobre el arroz o vegetales, decorando con unas hojas de cilantro picado y gajos de palta/aguacate.

Comparta con sus seres queridos y no olvide DAR LAS GRACIAS!

 

Fuentes:

The new whole foods encyclopedia – Rebecca Wood

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

www.Drweil.com

Gale Encyclopedia of Alternative Medicine. Gale Group, 2001

Anuncios

Tés, Infusiones & Tisanas

Ahhh! Quienes me conocen bien, saben que soy una fanática del té  en todas sus variedades. Adoro su sabor y siempre encuentro una razón para relajarme y beber una taza. Heredé la pasión por el té, de mi adorada abuela Elena. Recuerdo que podíamos sentarnos a charlar y beber incontables tazas de té con leche mientras conversábamos o jugábamos a la canasta.

Llevo esa pasión desde niña. Lo consumo de mil maneras: solo, con limón o con leche de soja, lo bebo a solas o en compañía, lo endulzo con miel o con agáve, o simplemente lo bebo amargo; acompaño con él la cena, el desayuno y el almuerzo. También lo bebo al levantarme y por la noche al acostarme, en fin… sin importar el momento ni  lugar simpre encuentro la excusa perfecta para un té (hasta llevo saquitos de mis tés predilectos en la cartera en caso de emergencia!).  

Pero no soy la única apasionada por tan noble infusión; desde que tengo uso de razón, el té ha sido mi bebida predilecta y la millones de personas (entre ellos mi amiga Mariana y mi mamá) quienes consumen varias tazas de té a diario. Como dato curioso, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo (por detrás del agua).

Conforme a la leyenda, el té -cuyas hojas tienen forma almendrada semejante a ojos- deriva de Bodhidarma (en algunas versiones tambien es denominado Sidharta), una deidad india que introdujo el budismo Chen a la China en el siglo I después de Cristo. Este personaje hizo votos de meditación por 9 años consecutivos, en los cuales, pese a sus tremendos esfuerzos, caía dormido al meditar. Preso de su furia e impotencia, Bodhidarma se arrancó los párpados y los tiró al suelo. Según el relato, allí donde cayeron sus párpados creció una planta cuya característica es la de mantener alertas a quienes beban la infusión hecha con sus hojas. 

La plata de té (camellia sinensis) es un arbusto originario de China que se caracteriza por sus hojas puntudas, rígidas y brillantes. La infusión obtenida de sus hojas posee inumerables propiedades benéficas.

Tras milenios de descubrimiento y experimentación, el mundo del té se ha vuelto aún más amplio y especializado que el de los vinos finos. El té puede ser calificado entre cuatro grandes grupos: negro, oolong, verde o blanco. Existe una quinta categoría, realizada a base de hierbas pero no es técnicamente té, sino que incluye a aquellas infusiones a base de plantas distintas a la Camellia Sinensis. La palabra más precisa para denominar a esta última categiría es “tisanas“. 

 Té Negro: Sus hojas son cosechadas y fermentadas a través de oxidación enzimática. Las hojas se oscurecen y liberan su amargor, lo que produce un té que es muy robusto en sabor, aroma y calor. Esta variedad abarca el 95% de la producción mundial. 

Té Verde: El té verde es una mayor fuente de polifenoles que el negro y por lo general es considerado el mas medicinal de ambos. Posee mayor concentraciónde vitamina E, C, flúor, taninos y quercetina (un flavonoide natural). De sabor astringente, sus hojas son calentadas al vapor inmediatamente despues de su cosecha, para desactivar sus encimas y prevenir su oxidación. Esta variedad es considerada refrescante ydesintoxicante. Posee bajo nivel de cafeína y es rico en vitaminas A, B2, C, D & E y flavonoides. Se lo considera 20 veces más eficaz que la vitamina E en sus propiedades antivejez. Se recomienda beber entre 3 y 4 tazas diarias.

Té Rojo: También denominado amarillo o Oolong, es más claro y menos fermentados que el té negro. Su sabor y cuerpo son más suaves que en la variedad negra. Se lo cultiva en China y se considera que actúa como detoxificante.

Té Blanco: Es el más sutíl en sabor y color. Sus hojas son secadas pero no son expuestas al vapor, calentadas ni fermentadas. El té blanco de buena calidad puede ser más costoso que las otras variedades. 

Té Saborizado:  Existen infinidades de variedades de té saborizados. Estos pueden obtenerse mezclando hojas de té y flores (como en el caso del jazmín) o aceites frutales (por ej. la variedad Earl Grey que incluye notas de bergamota). Es bastante fácil preparar su variedad personal de té en su propia cocina: tan solo seleccione la variedad de té que prefiera y adicione una o dos ramas de canela, o cardamomo, clavo de olor, gengibre, cáscara de naranjas, ciruelas secas, pétalos de rosa o caléndula, o cualquier otra esencia o producto natural saborizador que usted desee. Coloque la mezcla seca en una lata o contenedor y deje que los aromas y sabores se enlacen por dos o tres semanas.

Quiero compartir con los lectores de Nenúfar, una regla básica a la hora de preparar el té: El agua para el té nunca debe hervir largamente, ya que de hacerlo quema sus propiedades. Por lo tanto, usen sus calentadores preprogramados de agua, o si prefieren hervir agua sobre la hornalla o cocina, asegúrense que la misma sea retirada del fuego o calor a pocos segundos de alcanzar el punto de hervor. 

Propiedades del Té y beneficios para la salud 

Es vasta e impresionante la variedad de beneficios terapeuticos del té. Recientes investigaciones demuestran que tanto el té negro como el verde inhiben la generación de tumores, ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, fortalecen el sistema inmunológico, poseen activos antioxidantes, reducen la caries y retardan la arteroesclerosis. Esta amplia rama de beneficios se debe a que el té es rico en polifenoles (un grupo de sustancias químicas encontradas en plantas caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula). Consumido muy fuerte, produce un exceso de mucus en el organismo. Al agregársele leche (ya sea en sus variedades negro o verde) la misma inhibe completamente sus propiedades antioxidantes.

El té ayuda también a la digestión, alivia la sed y es diurético. Al igual que el café y el chocolate, el té afecta al sistema nervioso central. Adicionalmente posee entre un 5-20% de tanino, lo que le da cuerpo y actúa como un depresivo del crecimiento, es por eso que debe consultarse con el pediátra antes de dárselo a los niños. Es importante considerar tambien que consumido en exceso, el té puede agotar sus reservas de hierro y es desaconsejado para las personas con tendencia a la formación de cálculos en el riñon. Recuerden que ante la menor duda, deben consultar con su médico.

Desde Nenúfar quiero compartir con ustedes, algunos consejos a tener en cuenta, a la hora de prepararse una buena taza de té: Evite preparar el té con agua re hervida previamente ya que el sabor de la infusión sera diferente que si utiliza agua fresca en cada hervor. Esto ocurre debido a que con cada hervor, el agua pierde oxígeno y ello afecta el sabor final de la bebida. Caliente agua, emplee un té de buena calidad (preferentemente en hebras para permitir que el agua caliente circule libremente por la tetera junto al té y se obtenga así su máximo sabor). En primer lugar lleve el agua a la temperatura ideal. Antes de colocar las hebras, entibie la tetera con agua caliente haciéndola circular por el recipiente. Descártela una vez que esté caliente. Coloque una cucharada de té por cada taza deseada dentro de la tetera, más una cucharada adicional. En cuanto el agua alcance el punto de calor descrito anteriormente, retire del fuego u hornalla y vierta dentro de la tetera sobre las hebras.  

Deje reposar entre 3 a 5 minutos. Cuele la infusión al servir, si fuera necesario. Endulce, agregue leche o limón a gusto, o bébalo solo. Siéntese en un lugar bonito, relájese, saboree su té y disfrute!

 Fuentes

Healthy Teas – Tammy Safi

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

Bodhidarma: http://www.shaolinwugulun.eu/spain/img/bodhidharma1.jpg 

http://www.teaforte.com/tealiving/teatypes.cfm

Un ignoto desinflamante

Resulta que Barbarita, mi suegra, no solo es una magnifica cocinera sino una profunda conocedora del valor nutricional de los alimentos. Mis suegros siguen una dieta muy balanceada y tenemos la suerte de sentarnos a su mesa con frecuencia, lo que nos permite disfrutar no solo de sus deliciosas preparaciones, sino de un menú 100% saludable.

En los últimos meses, ella me aconsejó emplear Turmeric (también conocido como Cúrcuma longa, Azafrán indio o gengibre amarillo) o cúrcuma en mis recetas. Originaria de Asia, la cúrcuma es un rizoma emparentado con el gengibre. La cúrcuma es un rizoma anual cuya apariencia se asemeja al gengibre, es decir e forma de largos dedos (ver foto) y es incluida en la mezcla de especies denominada tandoori.

Ya en el 600 AC, se utilizaba como colorante de comidas y telas, por su tonalidad amarillo brillante. Tanto en el oeste de Africa, como en el caso de los monjes budistas asiáticos es utilizada para teñir telas y colorear túnicas.

Beneficios para su salud

La cúrcuma es la mayor fuente conocida de beta caroteno. Tonifica el páncreas, el bazo, el hígado y el estómago e incrementa la disolución y procesamiento de la bilis. Fortalece la inmunidad del organismo, facilita la digestión y se reconoce su valor en la disolución de tumores uterinos, quistes y piedras en el riñón. Tambien es un potente antibacterias y puede ser empleado para regular el azúcar en el caso de los diabéticos, al igual que la canela. Su pigmento amarillo también inhibe el desarrollo de cáncer de cólon.

En el Asia, se aplica como unguento y es mezclado con agua, a modo de cosmético protector de la piel. Adicionalmente es un efectivo reductor de aftas (tambien conocidas como boqueras o fiebres de la boca). También es conocido por  su efecto benéfico en casos de artritis, tendinitis, bursitis; ya que actúa como un anti-inflamatorio y agente antioxidante. (Nota: Recordemos que los antioxidantes son sustancias que combaten el continuo ataque de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas de oxígeno inestables que dañan las células a medida que viajan a través del cuerpo y que son responsables del envejecimiento prematuro y las enfermedades como el cáncer).

En raras ocasiones, su uso diario durante largos períodos de tiempo puede ocasionar agruras o acidez. Es por eso que las siguientes personas deben evitar el uso de la cúrcuma:

  • Pacientes con enfermedades cardíacas congestiva, cuya causa permanece sin identificar.
  • Pacientes con cálculos biliares dolorosos, ictericia obstructiva, cólicos biliares agudos, trastornos del hígado o muy tóxicos.

Las siguientes personas deben consultar con un médico antes de iniciar cualquier suplemento.

  • Mujeres embarazadas, las mujeres que están tratando de concebir o las mujeres que tienen un historial de problemas de fertilidad.
  • Mujeres que están amamantando.
  • Personas con un trastorno de coagulación sanguínea.
  • Pacientes que esten tomando medicamentos.

 Algunas Recomendaciones

Nenúfar recomienda que al adquirir esta especie, busque que el producto contenga al menos un 95% de curcuminoides (es decir el componente que le da su color, sabor y aroma característicos). Esto significa que es un producto natural. Prefiera las versiones orgánicas  (en general le recomendamos evite productos que no sean naturalmente cultivados). Tome en consideración que la luz rápidamente disminuye su color, sabor y aroma; motivo por el cual se recomienda adquirirla en pequeñas cantidades y almacenarlas en un lugar o recipiente oscuro.

La cúrcuma mantiene su estabilidad en las preparaciones en calor, por lo cual es ideal para cocinar.Para incrementar su color, sabor y aroma, utilécela al calentar aceites antes de agregar otros ingredientes. La cúrcuma es una especie esencial en la preparación de curries y también es aconsejable emplearla en la cocina de granos y vegetales, asi como también se sugiere sumarla en pequenas cantidades, en la preparación de panes, para hacerlos más digeribles.

A la hora de sus preparaciones culinarias, considere que la curcuma combina muy bien con otras especies tales como:

  • Cardamomo
  • Clavo de olor
  • Ajo
  • Jengibre
  • Mostaza
  • Tamarindo
  • Perejil
  • Semillas de hinojo
  • Canela
  • Chile
  • Fenugreek
  • Lemongrass
  • Paprika

Combinada con el comino y el coriantro, la cúrcuma ayuda a la digestión de carbohidratos complejos. Tambien se ha descubierto su valor en la asimilación de proteínas.  Es importante destacar que pese a que suele confundirsela con el azafrán, nada tienen en común estas dos especies. Sus sabores son bien diferentes y no deben ser reemplazadas en recetas. Al ser un fitonutriente (Phyto deriva de la palabra griega  “planta”) la cúrcuma es beneficiosa para el consumo humano. Se recomienda como suplemento para pacientes con condiciones de inflamación y autoinmunidad y es un magnífico aditivo en las dietas naturales para la longevidad.

Para aquellos que observan una dieta ayurvédica, se recomienda a la cúrcuma como un alimento tridoshico, es decir que sirve para los tres sistemas metabólicos (ver aqui). En exceso, su astringencia puede agitar a las personalidades vata.

A la hora de cocinar con cúrcuma, son múltiples sus posibilidades de uso. Podrán los lectores de Nenúfar aderezar arroces, pescados, guisos, potajes que decidan preparar.

Como siempre, le dejaré una maravillosa receta vegetariana de sabor delicioso y particular, extraída de un maravilloso libro que me obsequió mi prima Patri.

Espinacas al yogur

  500grs. de espinacas

1 cebolla

2 dientes de ajo

1 nuez de gengibre

1 cucharada de semillas de coriandro

1 cucharada de cúrcuma

1 cucharada de comino

2 cucharadas de semillas de sésamo

sal a gusto

2 cucharadas de aceite de oliva

1/2 cucharada de curry en polvo

1/2 cucharada de azúcar morena (sin refinar) o Agave

150 gramos de yogur o leche de soja

Lave las espinacas en abundante agua fría y déjelas escurrir. Pele la cebolla y el ajo y píquelos finamente, muela el coriandro y el comino. Tueste las semillas de sésamo en una sartén caliente sin aceite, hasta que esten doradas.

Caliente un wok o sartén grande. Añada el aceite de oliva, dore la cebolla, el ajo y el jenjibre, añada las especies, el azúcar moreno y cuando el aroma sea intenso incorpore las espinacas escurridas. Deje que se reduzca su volúmen asegurandose de mezclar bien las especies con las espinacas.

Finalmente añada el yougur o leche de soja, dejando que se caliente pero sin que hierva. Espolvoree las semillas de sésamo. Sirva con arroz.

Esta receta tiene un sabor particular y delicioso. La recomiendo especialmente!

Como siempre, prepare una linda mesa, acompañe con linda musica, seres queridos y recuerde DAR LAS GRACIAS, antes de consumir.

 

Fuentes:

http://www.drweil.com/drw/u/id/REM00019

Aliasghar Honarmand: http://www.flickr.com/photos/honarmand/

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

http://www.quitecurious.com

Ultra Longevity – Mark Liponis, MD.

http://www.nutritional-supplement-educational-centre.com/turmeric-benefits.html

Jengibre: llévelo en su cartera

j0402523El jengibre es uno de esos alimentos con el cual mi marido y yo no logramos ponemos de acuerdo. El separa de su plato las pequeñas tajadas que acompañan nuestro sushi, mientras que yo me avalanzo sobre ellos y los consumo con devoción. (El otro alimento sobre el cual no hemos logrado ni siquiera una mediación amigable es la cebolla. Pero sobre ésta me explayaré en el futuro).

Picante, versátil y de gran valor para el metabolismo, el jengibre es mucho más que aquella lámina agridulce que decora los platos de sushi.(NOTA: si en su próxima visita a un restaurant japonés, le sirven jengibre rosa y blanco, descarte el primero y dedíquese al segundo, ya que este último esta libre de colorantes químicos).

Apreciado en todo el mundo por sus características curativas y por sus propiedades energéticas, se dice que llevar jengibre consigo, ayuda a la buena suerte. Mi madre sigue la tradición de comprar semanalmente una raíz de jengibre, cortarla en rodajitas y colocarla en su cartera hasta que se seque, ya que el jengibre trae buena fortuna. Los más creyentes, suelen colocar la rodaja de jengibre entre sus ropas para que la suerte los acompañe a donde fueren!

Se cree que el jengibre que es nativo de Asia tropical y se ha cultivado y utilizado en la India y China desde tiempos antiguos. Se supone que fue una de las primeras especies introducidas en el sur este de Europa, lo que confirmaría un relato que indica que un panadero de la isla de Rodhas, alrededor del 2400 AC, horneó el primer pan de jengibre. Posteriormente, los conquistadores españoles descubrieron el jengibre en las Antillas y en México, a mediados del siglo 16. Ya en la Inglaterra medieval, se consideraba al jengibre como poderoso para “acelerar la memoria“. Actualmente el Jengibre se cultiva en zonas tropicales y subtropicales de distintos continentes, siendo el de orgen jamaiquino, el de mejor calidad.

El jengibre es utilizado en la cocina internacional. Sus flores son amarillentas, verdes y moradas se agrupan en conjuntos de forma cónica. La raíz del jengibre -cuya forma semeja a la de un conjunto de dedos- se tritura y utiliza en alimentos y bebidas varias, como lo son las galletas de jengibre o el  ginger ale (única forma aceptada por mi adorado Johnny) que frecuentemente se consume para aliviar molestias estomacales. El aceite de jengibre se usa como saborizante de alimentos y como ingrediente de algunos perfumes. En su versión confitada, el jengibre se consume como un caramelo y también se lo puede encontrar preparado en conserva, pelando los rizomas jóvenes e hiviéndolos en almíbar.

Su sabor es picante, y algunas de sus propiedades son estimular la digestión, la circulación sanguínea, asistir a la respiración y al funcionamiento del sistema nervioso. Al acrecentar la circulación, el jengibre ayuda a detoxificar la piel, el intestino y los riñones. Es un poderoso alimento para tratar resfríos y fiebres, eliminando la congestión de pulmones y garganta, asi como también ha demostrado ser un efectivo remedio para el mareo y la náusea.  Posee características anti inflamatorias y elimina los párásitos intestinales. Normaliza la presión sanguínea y es beneficial para el hígado. Adicionalmente alivia los dolores mestruales.

Según la medicina ayurvédica, el jengibre  es conocido como vishwabhesaj o “medicina universal”. Tiene la capacidad de reducir vata y kapha y es especialmente desrecomendado para los sistemas metabólicos pitta. Sin embargo se desaconseja en el caso de enfermedades de la piel, dificultad para orinar asi como tampoco su consumo en otoño ni en verano. No existen contraindicaciones para el jengibre en la farmacopea tradicional.

Por su parte, la Medicina Tradicional China (TCM), considera al jengibre como un alimento cálido o caliente que trabaja efectivamente sobre los meridianos del bazo, los pulmones, estómago y corazón. Es indicado para calentar los pulmones, aliviar la flema y la acumulación de líquido y especialmente para balancear el yang. Se recomiendo su uso con precaución durante el embarazo. (Atención especial para mi amiga Ma. Laura, que esta en la dulce espera y presta mucha atención a su dieta)

Receta para aliviar dolores de cabeza: frote unas gotas de jugo de jengibre (puede procesar el rizoma en su jugera) sobre la zona adolorida.

Cómo seleccionarlo: dependiendo del país, se lo encuentra frecuentemente en tiendas de especialidades asiáticas o en la sección de vegetales de su supermercado habitual. Esta disponible todo el año. Si decide consumirlo fresco, seleccione los rizomas más firmes cuya apariencia exterior sea la de dedos firmes y limpios. En ocasiones usted encontrará jengibre de piel fina, de color levemente amarillo, una variedad es muy jugosa. Evite los rizomas arrugados y descolorados. Consérvelo en la heladera sin tapar o cubrir, pero consuma rápidamente.

Yo lo proceso en mi juguera todas las mañanas, junto con un pepino, una manzana verde y un apio (ver https://minenufar.wordpress.com/2009/10/01/buenos-dias-empecemos-con-algo-verde/). Les aseguro que el sabor es delicioso!

También es recomendable que tenga en su alacena un frasco de gengibre en polvo. Utilícelo en sopas, salteados, arroces, estofados, empléelo para espolvorear pescados, pollos y carnes asadas antes de saltarlos o llevarlos al horno. Existen gran variedad de recetas con jengibre, pero hoy voy a dejarles una de mi propia invención, que es celebrada hasta por mi esposo!:

shrimp brothSopa clara de camarones y jengibre

4 tazas de agua

5 tallos de cilantro

1 taza de camarones pelados crudos (en la version vegetariana, utilice cubos de tofu)

Jengibre en polvo a gusto o medio pocillo de jugo de jengibre

1 tallo de lemongrass (limoncillo) fresco o una cucharada de su version en pasta

1 tomate pequeño cortado en gajos

5 o 6 chauchas orientales (tambien llamadas snow peas. Su apariencia es la de una chaucha plana)

1 cucharada de Salsa de Soja

1 cucharada de aceite de sésamo u oliva

Opcional: 1 pocillo de leche de soja (o de la variedad que prefiera: vacuna,o de  almendra)

Sal a gusto

En una olla mediana, lleve el agua a fuego medio. Agregue el aceite, los camarones pelados o el tofu, los tallos de cilantro y el tallo entero de lemongrass (o la pasta),  las chauchas  y la sal.  Deje cocinar por 5 minutos. Agregue el jengibre, los gajos de tomate y la cucharada de salsa de soja. Suba levemente el fuego y revuelva ocasionalmente durante los próximos 2 o 3 minutos sin dejar que hierva. Agrege la leche, revuelva, pruebe el sabor y corrija si necesita mas sal. Revuelva por 1 minuto mas y retire del fuego

Sirva en un tazón y comparta con su familia o amigos, DANDO GRACIAS por el alimento que ingiere.

Fuentes:

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

http://www.bbcgoodfood.com/recipes/4206/ginger-prawn-oriental-broth

http://www.senhealth.com/vsite/vcontent/page/xmlcontent/0,11740,4822-129067-130375-19176-68191-xmlcontent-item,00.html