Archivo de la categoría: Plantas & Flores

Bebidas Carbonatadas: Evitelas completamente

Atención aspirantes a ser papás: consideren dejar de beber refrescos (gaseosas) si quieren  agrandar la familia! Un reciente estudio danés (2010) realizado entre 2554 hombres para determinar la relación entre el consumo de colas y la reducción en la calidad del esperma determinó que aquellos que consumían más de 20 latas de bebidas dulces gasificadas a la semana (es decir, casi 3 por día) tenían más probabilidades de haber reducido el número de espermatozoides, según indica el American Journal of Epidemiology. Los científicos no logran acordar aún acerca de cuál ingrediente en las bebidas carbonatadas dañaría el esperma, pero no parece ser la cafeína.

De todos modos, si usted no esta interesado en extender su prole, pero consume habitualmente bebidas carbonatadas (refrescos, o también llamadas bebidas gaseosas), le sugiero que continúe leyendo (preferentemente con una vaso de agua cerca, o un jugo/zumo natural).

Las Diet & las regulares son desaconsejadas para su salud

Un estudio publicado en la Journal of the American Medical Association (Agosto 2004) demostró que el consumo diario de un único refresco que contengan azúcar esta vinculado al aumento de peso, y que  las mujeres  que consumen una bebida carbonatada azucarada por día incrementan el riesgo de desarrollar diabetes en un 83 % más que en las mujeres que consumen menos de una bebida azucarada por mes.

Además de las calorías extra, la razón por la cual las bebidas azucaradas  presentan un alto riesgo de aumento de peso y diabetes no ha sido aún determinado. Sin embargo, otro estudio publicado este pasado verano boreal sugiere que el jarabe de maíz de alta fructosa -utilizado a menudo por la industria alimenticia para endulzar alimentos y bebidas- puede afectar el modo en que el apetito es regulado. El Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, publicó un estudio en el que después de que un grupo de mujeres de peso normal ingirió una comida y bebió bebidas saborizadas  con el equivalente a la cantidad de fructosa encontrada en dos latas de refresco, sus niveles de insulina y leptina declinaron. Que significa esto? Pues bien, estas dos hormonas ayudan a disparar la señal de que hemos comido lo suficiente. La fructosa también parecería aumentar los niveles de la hormona grelina estimulante del apetito. Vale mencionar que no se observaron efectos que lo mismo haya ocurrido cuando las mujeres bebieron bebidas endulzadas con glucosa. Consecuentemente, los investigadores teorizaron que los cambios hormonales observados durante el estudio que investiga el consumo de gaseosas/refrescos/sodas podrían fomentar el comer en exceso y, por consiguiente, la obesidad.

Quienes son asiduos lectores de Nenúfar, bien comprenderán que siempre nuestra elección va por el lado de las bebidas naturales. Agua, Jugos de fruta, exprimidos, tes o infusiones (frías o calientes) son siempre opciones más saludables a las bebidas carbonatadas. Máxime si se toman sin el agregado de azúcar o con endulzantes naturales como el agave.

Haga usted, apreciado lector, el siguiente balance….una bebida cola contiene aproximadamente (datos no oficiales, recuerde que la formula es “secreta”) un 76% de su porcentaje total de azúcar. Imagine toda esa azúcar entrando en su cuerpo, varias veces al día! Considere el efecto de ese gas enlatado + el azúcar, colorantes & demás componentes sobre su aparato digestivo, su dentadura y especialmente en su sangre! Recuerde que si usted desea estar alineado con la madre naturaleza, no encontrara en ella plantas que produzcan latitas con estos refrescos, ni arroyos cantarines que lleven las gaseosas a través de montañas ni praderas…

Nutra a su cuerpo con lo que la naturaleza le ofrece: agua, frutas verduras. Se hace obvio que -por muy gustosos que puedan ser- los refrescos de cualquier tipo no tienen cabida en una dieta saludable y bien balanceada.

Fuentes:

http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-drinks/sugary-vs-diet-drinks/index.html

Anuncios

Llegaron los Mangos a nuestro Jardín

Al llegar el mes de Julio a nuestro jardín, el aire se perfuma con la promesa de carnosos y brillantes mangos listos para ser saboreados y compartidos. Dos hermosos árboles de unos casi 20 mts de altura, nos regalan cada primavera (hemisferio norte) sus delicados frutos. El de la izquierda, que da sombra sobre nuestra mesa de té, produce unos dulcísimos mangos redondeados – también denominados “hembra” – que suelen ser los primeros en desaparecer por su delicioso sabor. El árbol que se levanta hacia la derecha, produce una variedad un poco más grande y aplanada, también conocida como “mango macho“.

Mi  familia y amigos somos sólo una parte de los beneficiados con estos preciosos frutos. Ardillas, mosquitos, azulejos y orugas son algunas de las muchas criaturas que gozan de los cientos de mangos que nuestros árboles producen. De hecho, ellos son quienes primero degustan la cosecha que debido a que por la altura a la que se cuelgan, ellos tienen acceso prioritario a las ramas cargadas de frutos. De todos modos, lejos de molestarnos por las decenas de mangos mordisqueados que aterrizan sobre el césped, reconocemos que son las aves y otros animales silvestres los verdaderos dueños de todo lo que ocurre en el jardín. Nosotros somos simplemente los ocupantes temporarios. Pero volviendo al tema que nos convoca, les cuento que el mango (Mangifera indica) es una de las frutas tropicales más populares junto con el coco y la banana (plátano).  Tanto su dulzor, su aroma y sus propiedades lo ponen a la cabeza de mis preferencias! Emparentado con las castañas de cajú, los mangos crecen en un árbol perenne que puede alcanzar grandes alturas. Generalmente ovales en su forma, los mangos pueden variar entre los 200 gramos y el medio kilogramo de peso (dependiendo la zona y la variedad). Su exterior es verde rojizo y su carne, de color naranja, se caracteriza por su jugosidad. Su semilla o hueso es ovalada y plana y esta rodeada de infinidad de fibras que la protegen.   

Mango, el fruto perfecto   

Se considera que el mango es una fruta energéticamente equilibrada en iguales proporciones de yin y yan. Sus condiciones termales son del tipo frío, por lo que según la medicina china ayuda a eliminar el calor interno del organismo y aliviar la sed.  Desde la óptica de la medicina ayurvédica, los mangos maduros son tridóshicos. Esta deliciosa fuente de vitaminas A & C, es también una fuente de potasio y es moderada en calorías. Por contener la planta de mango una resina que puede ser tóxica, algunas personas pueden ampollar su piel o producir una dermatitis al tomar contacto con la planta o los frutos. Sin embargo, la piel y el jugo del mango parecieran ser mas alergómanas que su carne, particularmente cuando el fruto aún no ha madurado. Comer mangos en exceso, podría generar urticaria o erupciones en la piel.   

Los mangos son ricos en azúcares naturales, lo cual los convierte en frutas ácidas y desaconsejadas en exceso para personas con diabetes, ya que su índice glicémico es medio (55). Los pacientes diabéticos que deseen consumirlos, deberán consultar con sus médicos o nutricionistas para que estos profesionales les indiquen la porción recomendada.   

Nenúfar aconseja consumir el mango a temperatura ambiente, para que su dulzor se manifieste a pleno, ya que el frío esconde el sabor del fruto. Al comprar los mangos seleccione aquellos que sean firmes, con apariencia fresca y que tengan un aroma agradable, levemente picante en donde se encuentra conecta con el tallo de la planta. Si el mango no ofrece ningún aroma, su carne será desabrida y sin mayor sabor. De optar por mangos aún verdes, nuestro lector podrá envolverlos en papel de diario, o colocarlos en una bolsa de papel madera y dejar que el fruto madure hasta que al ser levemente presionados su carne ceda levemente (semejante a las paltas/avocados/aguacates que esta en su punto justo). Al madurar el fruto, el color de su piel se intensifica (con excepción de la variedad de mangos verdes) tornándose amarilla o roja.   

Los mangos son frecuentemente empleados en postres, ensaladas, chutneys , helados, acompanan carnes y pescados. Y para despedirnos por hoy les dejo un dulce sabor…

Mousse de Mango   

4 tazas de mangos maduros cortados en cubos   

Azúcar negra o Agave a gusto   

2 sobres de gelatina sin sabor   

1 taza de tofu procesado en la procesadora o un yogur de soja pleno o con sabor a vainilla.   

Procesar los cubos de mango en la licuadora con azúcar negra o agave, hasta obtener una pulpa espesa. Aparte, diluir la gelatina sin sabor siguiendo las instrucciones del envase. Agregar la pulpa de mango y el yogur o tofu procesado. Revolver con movimientos envolventes para mezclar los ingredientes. Probar el sabor y corregir si no fuere lo suficientemente dulce. Llevar a la heladera (refigerador, nevera) hasta que este firme.   

Servir acompañada de frambuesas, rulos de chocolate y/o hojitas de menta.   

Dar las GRACIAS y a DISFRUTAR con los seres queridos!   

Fuentes:

www.drweil.com

The Spice and Herb Bible – Ian Hemphill

The whole Foods encyclopedia – Rebecca Wood  

 

Amaranto, grano sagrado

  Si usted esta leyendo esta nota, probablemente sea porque le interesan los cereales, granos o aquellos alimentos propios de la cocina integral. El amaranto, es uno de ellos, aunque quizás no el más popular puesto que aún no es comercializado masivamente en las grandes cadenas de supermercados (almacenes). De hecho, en algunos países es un alimento exclusivamente consumidos por quienes siguen una dieta vegetariana o macrobiótica. Sin embargo, en un pasado distante, el amaranto fue uno de los sostenes básicos de la población aborígen del continente americano. 

Es por ello, que va en este artículo, el tributo y homenaje de Nenúfar a uno de los granos más importantes de la historia de nuestra civilización.    Relativamente conocido, el  amaranto (Amaranthus caudatus, también conocido como kiwicha) es uno de los granos originarios de América. Junto con la quinoa (o quínua) eran considerados granos sagrados por los pueblos nativos. Tanto Incas como Aztecas  conocían muy bien las virtudes de estos granos ya que formaban parte de su alimentación cotidiana. Se los consideraba sagrados por haber sido traído desde el seno de la Pacha-mama. Un verdadero regalo de los dioses, a quienes debían agradecerpor ello eran utilizados en rituales religiosos. Los aztecas, lo mezclaban con miel y sangre humana y lo consumían durante sus rituales de adoración. Verdaderamente, estas civilizaciones tenían razones de sobra para honrarlos ya que, amén de los nutrientes fundamentales que aportan, ambos granos crecen en condiciones extremas y en terrenos desfavorables para otros cultivos. Lo que permitía alimentar a las poblaciones aún en zonas áridas, de alta montaña y en época de sequía.           

Domesticado hace más de 5.000 anios, el amaranto fue tan importante como el maíz hasta que el conquistador Hernán Cortez prohibió su cultivo, por el valor religioso que le daban los nativos y por su inmenso potencial nutricional, que garantizaba poblaciones de nativos bien alimentados, aptos para luchar contra el avance de los españoles. Fue así que se quemaron las plantaciones, y tanto la quínoa como el amaranto quedaron relegados a zonas marginales del territorio americano (algo parecido ocurrió con la chía, otro cultivo precolombino de relevancia, sobre el que hablaremos en un articulo futuro).           

Foto: muskogeephoenixonline.

El amaranto proveniente de una planta anual de hoja ancha y vistoso penacho, frecuentemente cultivada como planta de ornamento. Existen más de 60 variedades, la mayoría salvajes, cultivadas en 5 continentes. Sus semillas son pequeñas y sus colores pueden variar entre el negro violáceo y el blanco amarillento 

En realidad el amaranto no es un cereal ya que no pertenece a la familia de las gramíneas -como los cereales tradicionales- sino a las semillas de plantas emparentadas con la acelga y la espinaca. Sin embargo, se los conoce como “pseudocereales” por su gran contenido de almidón y por su uso similar al de los cereales verdaderos. Debido a que es prácticamente libre de gluten, el amaranto es una buena alternativa al trigo 

Y cual es su beneficio para la salud? 

Una de sus principales características es su extraordinario poder nutricional. Por ejemplo, el amaranto registra mayores aportes de proteína (15-18%) y dos veces más calcio (incluyendo magnesio y silicio) que la leche, lo cual lo convierte en un alimento particularmente benéfico para las mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como también para niños, personas que practican muchos deportes o tienen gran demanda física y para aquellos que intentan ganar peso. También contiene cantidades respetables de lisina y metionina, dos aminoácidos esenciales que no se encuentran con frecuencia en los granos. Tiene un alto contenido en fibra y contiene hierro, potasio, fósforo y vitaminas A y C.
El contenido de fibra de amaranto es tres veces mayor que la de trigo y su contenido de hierro, cinco veces más que el trigo. El amaranto también contiene tocotrienoles (una forma de vitamina E) que ayuda a reducir el colesterol. El grano contiene un 6-10% de aceite, (principalmente en el germen); este aceite es predominantemente insaturado y  rico en ácido linoleico, que es importante en la nutrición humana.  En la década del 60, aquellas regiones en las que se cultivaba el amaranto, prácticamente no se registraban casos de desnutrición, es por ellos que la FAO (agencia de Alimentación y agricultura de las Naciones Unidas) recomendó su consumo.     

Foto: purcellmountainfarms.com

El amaranto es un alimento astringente, y beneficia a los pulmones congestionados. A su vez ayuda a la circulación y es recomendado en casos de diarrea  o menstruación excesiva. Conforme a la medicina ayurvédica, el amaranto reduce las tipologías Vata y Kapha y, en cuando se lo consume en moderación, también a los sistemas Pitta. Para la medicina China, el amaranto es un alimento frío.        

Si usted quiere aprovechar el gran poder nutricional del amaranto, proceda a adquirirlo en tiendas naturistas para asegurarse que el grano comprado sea natural y no químicamente tratado. Para proceder a cocinarlo, simplemente súmelo a su cocción de trigo, maíz, arroz integral o quínoa entre otros granos ya que le proporcionará una proteína completa. Adicionalmente le resultará especialmente apropiado para enriquecer sopas y estofados.            

Sus hojas son muy nutritivas y contienen mayores niveles de calcio, hierro y fósforo que la espinaca, planta a la cual se asemeja en su sabor. Es mejor consumir sus hojas cuando la planta es jóven y tierna. Cuando se lo encuentra procesado como harina, el amaranto tiene un sabor suave y dulce, como a nuez, o malta, según la variedad utilizada, y resulta muy apropiado en el horneado de panes integrales. Por no contener glúten, es indicado para personas con sensibilidad.           

Consejo: Amaranto mantiene mejor si se conserva en un recipiente herméticamente cerrado, como un tarro de cristal, en el refrigerador. Esto protegerá a los ácidos grasos que contiene se vuelva rancio. Las semillas deben usarse dentro de 3 a 6 meses.    

 Cómo cocinarlo:           

El amaranto posee una textura que contrasta con la de la mayoría de los granos procesados y no debe cocinárselo demasiado, ya que se puede llegar a adquirir una consistencia “pegajosa”.  Nenúfar le sugiere hervir 1 taza de semillas de amaranto en 2-1/2 tazas de líquido (agua, el caldo o jugo de manzana) alrededor de 18 a 20 minutos, hasta que las semillas estén tiernas. Agregando algunas hierbas frescas o raíz de jengibre al líquido de la cocción puede agregar sabores interesantes o se puede mezclar con frijoles (porotos)  para un obtener un plato principal.           

Si se lo desea consumir como cereal para el desayuno,  aumentar el líquido de cocción a 3 tazas y endulzar con agave, miel o azúcar morena y añadir las pasas, frutos secos, pimienta y algunas nueces.              

Fuentes:                         

The New whole Foods encyclopedia: Rebecca Wood           

http://chetday.com/amaranth.html              

http://www.purcellmountainfarms.com/Organic%20Amaranth%20Grain.htm             

Tés, Infusiones & Tisanas

Ahhh! Quienes me conocen bien, saben que soy una fanática del té  en todas sus variedades. Adoro su sabor y siempre encuentro una razón para relajarme y beber una taza. Heredé la pasión por el té, de mi adorada abuela Elena. Recuerdo que podíamos sentarnos a charlar y beber incontables tazas de té con leche mientras conversábamos o jugábamos a la canasta.

Llevo esa pasión desde niña. Lo consumo de mil maneras: solo, con limón o con leche de soja, lo bebo a solas o en compañía, lo endulzo con miel o con agáve, o simplemente lo bebo amargo; acompaño con él la cena, el desayuno y el almuerzo. También lo bebo al levantarme y por la noche al acostarme, en fin… sin importar el momento ni  lugar simpre encuentro la excusa perfecta para un té (hasta llevo saquitos de mis tés predilectos en la cartera en caso de emergencia!).  

Pero no soy la única apasionada por tan noble infusión; desde que tengo uso de razón, el té ha sido mi bebida predilecta y la millones de personas (entre ellos mi amiga Mariana y mi mamá) quienes consumen varias tazas de té a diario. Como dato curioso, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo (por detrás del agua).

Conforme a la leyenda, el té -cuyas hojas tienen forma almendrada semejante a ojos- deriva de Bodhidarma (en algunas versiones tambien es denominado Sidharta), una deidad india que introdujo el budismo Chen a la China en el siglo I después de Cristo. Este personaje hizo votos de meditación por 9 años consecutivos, en los cuales, pese a sus tremendos esfuerzos, caía dormido al meditar. Preso de su furia e impotencia, Bodhidarma se arrancó los párpados y los tiró al suelo. Según el relato, allí donde cayeron sus párpados creció una planta cuya característica es la de mantener alertas a quienes beban la infusión hecha con sus hojas. 

La plata de té (camellia sinensis) es un arbusto originario de China que se caracteriza por sus hojas puntudas, rígidas y brillantes. La infusión obtenida de sus hojas posee inumerables propiedades benéficas.

Tras milenios de descubrimiento y experimentación, el mundo del té se ha vuelto aún más amplio y especializado que el de los vinos finos. El té puede ser calificado entre cuatro grandes grupos: negro, oolong, verde o blanco. Existe una quinta categoría, realizada a base de hierbas pero no es técnicamente té, sino que incluye a aquellas infusiones a base de plantas distintas a la Camellia Sinensis. La palabra más precisa para denominar a esta última categiría es “tisanas“. 

 Té Negro: Sus hojas son cosechadas y fermentadas a través de oxidación enzimática. Las hojas se oscurecen y liberan su amargor, lo que produce un té que es muy robusto en sabor, aroma y calor. Esta variedad abarca el 95% de la producción mundial. 

Té Verde: El té verde es una mayor fuente de polifenoles que el negro y por lo general es considerado el mas medicinal de ambos. Posee mayor concentraciónde vitamina E, C, flúor, taninos y quercetina (un flavonoide natural). De sabor astringente, sus hojas son calentadas al vapor inmediatamente despues de su cosecha, para desactivar sus encimas y prevenir su oxidación. Esta variedad es considerada refrescante ydesintoxicante. Posee bajo nivel de cafeína y es rico en vitaminas A, B2, C, D & E y flavonoides. Se lo considera 20 veces más eficaz que la vitamina E en sus propiedades antivejez. Se recomienda beber entre 3 y 4 tazas diarias.

Té Rojo: También denominado amarillo o Oolong, es más claro y menos fermentados que el té negro. Su sabor y cuerpo son más suaves que en la variedad negra. Se lo cultiva en China y se considera que actúa como detoxificante.

Té Blanco: Es el más sutíl en sabor y color. Sus hojas son secadas pero no son expuestas al vapor, calentadas ni fermentadas. El té blanco de buena calidad puede ser más costoso que las otras variedades. 

Té Saborizado:  Existen infinidades de variedades de té saborizados. Estos pueden obtenerse mezclando hojas de té y flores (como en el caso del jazmín) o aceites frutales (por ej. la variedad Earl Grey que incluye notas de bergamota). Es bastante fácil preparar su variedad personal de té en su propia cocina: tan solo seleccione la variedad de té que prefiera y adicione una o dos ramas de canela, o cardamomo, clavo de olor, gengibre, cáscara de naranjas, ciruelas secas, pétalos de rosa o caléndula, o cualquier otra esencia o producto natural saborizador que usted desee. Coloque la mezcla seca en una lata o contenedor y deje que los aromas y sabores se enlacen por dos o tres semanas.

Quiero compartir con los lectores de Nenúfar, una regla básica a la hora de preparar el té: El agua para el té nunca debe hervir largamente, ya que de hacerlo quema sus propiedades. Por lo tanto, usen sus calentadores preprogramados de agua, o si prefieren hervir agua sobre la hornalla o cocina, asegúrense que la misma sea retirada del fuego o calor a pocos segundos de alcanzar el punto de hervor. 

Propiedades del Té y beneficios para la salud 

Es vasta e impresionante la variedad de beneficios terapeuticos del té. Recientes investigaciones demuestran que tanto el té negro como el verde inhiben la generación de tumores, ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, fortalecen el sistema inmunológico, poseen activos antioxidantes, reducen la caries y retardan la arteroesclerosis. Esta amplia rama de beneficios se debe a que el té es rico en polifenoles (un grupo de sustancias químicas encontradas en plantas caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula). Consumido muy fuerte, produce un exceso de mucus en el organismo. Al agregársele leche (ya sea en sus variedades negro o verde) la misma inhibe completamente sus propiedades antioxidantes.

El té ayuda también a la digestión, alivia la sed y es diurético. Al igual que el café y el chocolate, el té afecta al sistema nervioso central. Adicionalmente posee entre un 5-20% de tanino, lo que le da cuerpo y actúa como un depresivo del crecimiento, es por eso que debe consultarse con el pediátra antes de dárselo a los niños. Es importante considerar tambien que consumido en exceso, el té puede agotar sus reservas de hierro y es desaconsejado para las personas con tendencia a la formación de cálculos en el riñon. Recuerden que ante la menor duda, deben consultar con su médico.

Desde Nenúfar quiero compartir con ustedes, algunos consejos a tener en cuenta, a la hora de prepararse una buena taza de té: Evite preparar el té con agua re hervida previamente ya que el sabor de la infusión sera diferente que si utiliza agua fresca en cada hervor. Esto ocurre debido a que con cada hervor, el agua pierde oxígeno y ello afecta el sabor final de la bebida. Caliente agua, emplee un té de buena calidad (preferentemente en hebras para permitir que el agua caliente circule libremente por la tetera junto al té y se obtenga así su máximo sabor). En primer lugar lleve el agua a la temperatura ideal. Antes de colocar las hebras, entibie la tetera con agua caliente haciéndola circular por el recipiente. Descártela una vez que esté caliente. Coloque una cucharada de té por cada taza deseada dentro de la tetera, más una cucharada adicional. En cuanto el agua alcance el punto de calor descrito anteriormente, retire del fuego u hornalla y vierta dentro de la tetera sobre las hebras.  

Deje reposar entre 3 a 5 minutos. Cuele la infusión al servir, si fuera necesario. Endulce, agregue leche o limón a gusto, o bébalo solo. Siéntese en un lugar bonito, relájese, saboree su té y disfrute!

 Fuentes

Healthy Teas – Tammy Safi

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

Bodhidarma: http://www.shaolinwugulun.eu/spain/img/bodhidharma1.jpg 

http://www.teaforte.com/tealiving/teatypes.cfm

Un bouquet comestible

Seattle colorsAhhh las flores…una de las muchas manifestaciones que la naturaleza nos ofrece. Adoro las flores. Todas ellas, pequeñas, grandes, silvestres, cultivadas. Adoro verlas en jardines, parques, en fotos, en cuadros, en floreros (aunque entiendo que cortarlas y exhibirlas de puertas adentro es una forma de acortar su vida)… en fin, me gustan tanto que colecciono fotos de flores y adoro su aroma y color.    

Asumo que los lectores de Nenúfar también disfrutan del aroma, forma y color de las flores. Ahora bien…comería usted una flor? Piense bien antes de contestar ya que es probable que haya haya disfrutado del sabor de algunas flores sin ser conciente de ello. Veamos: ha probado alcahuciles? Son flores no maduras (pimpollos, sostienen algunos). Ha bebido alguna vez una taza de té de manzanilla? o de algun otro té de hierbas (rosa mosqueta, por ejemplo)? Si mira bien los ingredientes listados en las latas de algunas infusiones comunes, puede que vea pétalos de rosa, rosa lavanda, azar, hibiscus (también llamada Rosa Japonesa), etc.      

Flores Frescas y Bien Preservadas       

Si se anima a utilizar flores para preparar una receta, le recomiendo que la corte de su propio jardín, ya que usted sabe el grado de salud del mismo. Evite ingerir flores que han sido regadas con pesticidas o productos quimicos aceleradores de su crecimiento. La mejor hora para recoger flores es al fresco del día; preferentemente en las primeras horas de la mañana, luego de que el rocío se haya evaporado. Elija las flores que este en su pico de floración. No elija las que ya llevan abiertas varios días, ni aquellas que aún estan por abrir. (Siga el mismo criterio que emplea para seleccionar una fruta). Luego de recogerlas, manténgalas en un lugar fresco y consúmalas en las siguientes horas.       

Anímese a Probarla

Siempre pruebe una o dos flores antes de proceder a utilizarlas en su receta. Antes de ingerirlas, examine que no presenten daños, ni pequeños insectos. Descarte los pistilos y tallos. Según la flor y la receta, usted podra utilizar la flor completa (como es el caso de la flor de la calabaza) o solo los pétalos (como los tacos de reina, rosas, caléndulas, chrisantemos, tulipanes o lavandas). Huela la flor, si el aroma es desagradable, elimínela. Si por el contrario usted esta conforme con su olor, siga adelante con la preparación.  He aquí algunas apetitosas recetas:         

Jalea de Flores             

CB0345681 taza y 1/2 de pétalos de flores a gusto. (Puede ser la combinación de dos flores) 

 1 taza y 1/4 de agua

1/2 de viangre de hierbas o de flor (adquirirlo en tiendas especializadas)

3 tazas y 1/2 de azúcar
1 sobre de pectina

En un recipientes de vidrio o cerámica, sumerja los pétalos en el agua fría y dejelos reposar 1 o 2 días hasta que el líquido huela y tenga el sabor de las flores. Filtre el liquido y llévelo a una olla con tapa (preferentemente del tipo Holandes, es decir con conbertura de esmalte interior y tapa. De las que se pueden llevar tambien al horno. Puede tambien utilizar el modelo Essen). Agregar el vinagre y el azúcar, dejándo que esta última se disuelva sin revolver. Cuando el azúcar este diluída en el agua, lleve la olla a fuego alto y deje que hierva antes de agregar la pectina. vuelva a dejar que hierva por 1 minuto o de acuerdo a las instrucciones indicadas en el paquete de la pectina. Saque del fuego y retire la espuma. Servir en frascos esterilizados. Utilizar para glasear pescados, zanahoras, batatas, etc.

    lavendercookie 

Galletitas de Lavanda       

140  g de  manteca (mantequilla)

100 g de azúcar (blanca o morena, a elección)
1 huevo
5 g de flores de lavanda,
190 g de harina de trigo
100 g de azúcar de colores para decorar (opcional)
5 g de flores de lavanda

Precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C). Enmantecar una asadera. Mezclar juntos la mantequilla y el azúcar hasta que tome consistencia de una crema. Batir el huevo y agregar a la mezcla. Agregar las flores de lavanda y el harina. Colocar la mezcla sobre la asadera con la ayuda de una cuchara sopera,  distribuyendo sobre la superficie de la placa. Cada cucharada se transformara en una galleta. Hornee por 15 a 20 minutos, o hasta que estén doradas. Retirar del horno y colocar sobre reqjillas enfriadoras p sobre un plato playo.Espolvorear con azúcar de color, y con flores de lavanda adicionales si lo desea.   Nota: una variable MUY deliciosa que probe hace poco, es agregando granos de sal gruesa sobre la superficie de la galleta al retirar del horno (aun blandas). La combinación de la sal, el dulzor de la masa y el aroma de la lavanda es IRRESISTIBLE!

 
Sopa Flor de Calabaza
 Esta es una de las recetas más típicas de México.En mi opinión la sopa crema más deliciosa que he probado en toda mi vida!.  No deje de probarla!  squash soup
 
4 Cucharadas de mantequilla (manteca)
1/2 cebolla picada
2 dientes de ajo pelados y picados
3 tazas de grano de maíz crudo
2 ají morrones (chiles) anchos asados y remojados en agua hirviendo
1 litro de caldo (yo uso vegetal) 
2 manojos de flor de calabaza
1/2 litro de leche (los vegetarianos podemos optar por leche de soja)
1/2 taza de crema (igualmente, puede emplear yogur de soja)
1 ají (chile) pasilla frito en tiritas (opcional si le gustan las sopas picantes)
  
En la mantequilla se fríen la cebolla, el ajo y los granos de maíz. Luego se agregan el ají morrón ancho escurrido y el caldo de pollo, dejándolo a temperatura moderada.  Luego, se agregan la mitad de las flores de calabazas picadas, el epazote y la leche. Sazonar y dejar que hierva durante unos minutos. Entonces se licúa la sopa y se cuela. Freír las flores restantes en poca manteca (mantequilla) y se sazona.
Colocar la crema de leche en la sopera y vaciar la sopa hirviendo. Decorar con las flores.
  
Compartir con un ser querido, dar las GRACIAS y…a disfrutar de esta maravilla!
  
Fuentes:
Edible Flowers, Cathy Wilkinson Barash