Archivo de la categoría: Buen vivir

Conceptos básicos sobre la Medicina China

Si usted es de las personas que miran con recelo a las medicinas alternativas o siente pánico ante la mera idea de que le pinchen el cuerpo durante una sesión de acupuntura, le recomiendo que lea este artículo antes de hacer un juicio rápido y sin demasiada información:

La medicina china es uno de los sistemas médicos más sofisticados que existen. Su principal característica es que se centra en la “salud” en lugar de “curación” ya que promueve el bienestar general de un individuo, a diferencia  de la medicina occidental que primeramente se enfoca en el tratamiento de los síntomas de una enfermedad.

Con más de 2.000 años de práctica, la medicina china asume que podemos mantener una óptima salud a través de una dieta y estilo de vida balanceados. En la actualidad, la medicina occidental esta incorporando aspectos de la medicina china en el tratamiento de distintas dolencias. Con mayor frecuencia, se recomiendan sesiones complementarias de acupuntura en tratamientos de infertilidad, contracturas musculares, rehabilitación traumatológicas, estrés y otras patologías.

La medicina tradicional china sostiene que una dieta saludable con alimentos fáciles de asimilar, promueve la digestión y aquello que favorezca el proceso digestivo sostiene la salud del organismo entero. Las enfermedades (o desbalances) son ajustados por medio de la modificación de la dieta y del estilo de vida. Si el problema persiste, se procede a una intervención que va desde lo menos invasivo -como por ejemplo el consumo hierbas medicinales o la moxibustión– a lo más invasivo, como lo es la acupuntura.

Si decide visitar a un especialista en medicina china, probablemente, el facultativo se sentara junto a usted, le tomará el pulso en ambas muñecas, observará el color y condición de su la lengua y con ambas observaciones, más un interrogatorio acerca de su condición, y hábitos de vida y alimentación, procederá a realizar un diagnóstico. Es altamente probable, que le recomiende evitar determinados alimentos y el eventual consumo de hierbas, infusiones o tónicos.

El uso de alimentos y hierbas en la medicina china, se organiza  aplicando los principios de yin y  yan que considera las propiedades térmicas de cada alimento en relación a los la Tabla 5 Elementos (ver abajo).

La influencia ambiental sobre cada elemento, ofrece también otra significativa manera de determinar el poder curativo de los alimentos desde la perspectiva de la medicina china. Cada uno de los 5 elementos tiene su correspondiente influencia ambiental. Por ejemplo, el calor y el frío son las influencias correspondientes al agua y el fuego. Los alimentos yin, por su parte, son refrescantes y su sabor puede ser salado, amargo o ácido. Estos  ayudan a la producción de sangre y otros fluidos corporales y su energía desciende al cuerpo del paciente. Contrariamente, los alimentos yang son cálidos, con sabores dulces o picante e incrementan la energía del cuerpo mientras su energía asciende al cuerpo del paciente.

La Tabla de los 5 Elementos relaciona cada uno de ellos a una estación del año, un sabor, un color determinado, una dirección y a un meridiano (órgano):

Elemento

Madera

Fuego

Tierra

Metal

Agua

Estación

Primavera

Verano

Verano de San Juan (Agosto, en el Hemisferio Sur) o Verano de San Martín (Noviembre, en el  Hemisferio Norte

Otoño

Invierno

Color

Verde & Azul

Rojo

Amarillo

Blanco

Negro / Oscuro

Sabor

Ácido

Amargo

Dulce

Picante / Especiado

Salado

Dirección

Ascendente

Flotante

Central

Descendiente

Hundimiento

Meridiano  / Orégano

Hígado / Vesícula Biliar

Corazón / Intestino delgado

Estómago / Bazo / Páncreas

Pulmones / Colon

Riñones / Vejiga

Influencia ambiental

Viento

Calor

Humedad

Sequedad

Frío

Por ej. de aplicar este cuadro, aquellos alimentos de color verde y sabor picante, como el berro, actuarían sobre el hígado pero con beneficios para los pulmones y el corazón. Y por ser una planta de agua, el berro favorece también a los riñones. De acuerdo a este principio, si se mezcla en exceso agua con tierra se obtiene un medio pegajoso; es por ello que el exceso de humedad en el interior del cuerpo afecta al páncreas y el baso (ambos meridianos que se corresponden al elemento Tierra), y habitar en un lugar de alta humedad también afectaría al balance digestivo.  Más aún, consumir demasiados dulces (correspondiente al elemento Tierra) generalmente crea condiciones muy húmedas en el organismo, así también como una digestión pegajosa lo que constituye el ambiente perfecto para el sobre crecimiento de hongos, bacterias, candida e infecciones vaginales (atención señoras y señoritas!). Por lo tanto, en estos casos, para mantener el balance corporal, se debe minimizar el consumo de alimentos que propicien la humedad, tales como lácteos, huevos, carnes, ananá (piña), sal, productos de soja y endulzantes. Así también, deben consumirse alimentos de sabor amargo o aromático ya que secan la humedad corporal. Algunos de ellos son el amaranto, los espárragos, el melón amargo, el apio, la lechuga, el ajo, la cúrcuma y el vinagre.

Por el contrario, quienes habitan en un clima seco, o aquellas personas cuyo organismo tiende a ser seco, tendrán mayor compromiso sobre sus pulmones y colon (correspondientes al elemento metal). Cuando sus viviendas son secas en extremo, debe buscarse un equilibrio empleado humidificadores de ambiente, o plantas de interior. Y como complemento, una dieta apropiada le ayudará a mantener su balance corporal.

El viento esta asociado con el hígado. Si bien una brisa primaveral lleva energía al cuerpo, un fuerte viento suele agitar a las personas, estresando su hígado y aumentando su irritabilidad. Quienes padecen de problemas en el hígado deben evitar los climas ventosos y los alimentos ácidos ya que en exceso, éstos generan gases intestinales y eructos.

 Acupuntura

La acupuntura también suele ser vista con recelo por muchos, sin embargo millones de personas en el mundo se han beneficiado con ella. Desde el alivio de la diabetes, hasta la cura de la infertilidad, esta práctica es globalmente utilizada para promover el balance corporal. 

La medicina china determina una serie de puntos o meridianos sobre el cuerpo humano donde Qi fluye como un sistema de riego coordinación de muchos sistemas del cuerpo.y sobre los cuales aplica una aguja esterilizada para hacer circular la energía o Chi (Qi, comprendida como la fuerza vital) hacia un determinado órgano. En la persona sana, la energía fluye libremente y en abundancia a través de los meridianos, lo que resulta en un estado de equilibrio y bienestar. La acupuntura intenta regular el flujo de Qi en el cuerpo en aquellos meridianos por los que la energía no puede fluir correctamente. Cuando este equilibrio se interrumpe por el estrés, heridas, traumas emocionales o infecciones se produce una deficiencia, bloqueo o desequilibrio de la energía del cuerpo a lo largo de los meridianos. Se cree que estos patrones de falta de armonía en la energía del cuerpo están en la raíz de todas las enfermedades. La inserción de las agujas sirve para desbloquear y estimular la energía en los meridianos y permitir que el Qi fluya libremente y con suficiente una vez más.

Es importante subrayar que un buen practicante debe emplear agujas descartables , o bien debe entregarle al paciente las agujas al término de la sesión, para que éste sea el custodio de las mismas hasta su próxima consulta. Las sesiones no son dolorosas, suelen durar entre 40 ó 50 minutos y pueden repetirse semanalmente conforme a lo que indique el facultativo. Frecuentemente, el paciente se relaja o entre duerme durante la sesión, para despertarse al final de la misma con una sensación de bienestar y relax.

Personalmente he frecuentado acupunturistas en distintos países con positivos resultados y conozco varios casos cercanos que han logrado revertir una patología seria con una dieta balanceada acorde a su tipología física,  el consumo de infusiones recetadas por el medico chino y periódicas sesiones de acupuntura. 

Si después de leer esta nota, se siente interesado/a en educarse aún más sobre la medicina china, encontrará abundante información y literatura, así como numerosos sitios web de los cuales interiorizarse. Antes la falta de conocimiento de un médico en particular, sugiero consultar en la embajada/consulado de China en su país, o bien dirigirse al barrio chino de su ciudad, en donde encontrará numerosas farmacias y tiendas especializadas que cuentan con un facultativo de consulta.

Fuentes:

http://www.cmjournal.org/

http://www.thefertilesoul.com/

The New whole Foods Enciclopedia – Rebecca Wood

Fotos:

http://www.herbogeminis.com/Efectivo_remedio_de_hierbas_chinas.html

http://www.healingtaoinstitute.com/images/Chinese_Herb_Medicine.jpg

Papertech, Inc. 1998 ISBN: 1-55080-198-8, part no. LLS-39F

Anuncios

Condonando la violencia bajo una falsa premisa

De los tres adultos que conformamos mi familia inmediata, uno de ellos es un encantador y desgarbado adolescente que se apronta a marcharse a la universidad en los próximos meses.

Asumiendo que la mayoría de los lectores de Nenúfar ha convivido con adolescentes en algun momento de su vida, evitaré caer en la descripción del típico púber desordenado y juguetón que consume contenidos en internet en cantidades industriales y cuyos intereses son el estudio, los deportes, los amigos las vacaciones y las películas (aunque no siempre en este preciso orden, claro).  

Hasta aquí todo bien. Esta descripción básica no debería diferir demasiado con la de millones de adolescentes educados, en hogares estables alrededor del mundo.

Días atrás decidimos ir a caminar en familia por unas horas. El clima era adecuado y el premio a nuestra excursión sería un delicioso almuerzo natural en una cafetería cercana a las que nos gusta ir en familia. Mientras caminabamos nuestro adolescente nos comunicó su intensión de ir esa noche junto a su grupo de amigos, a ver una película de terror. Al consultarle acerca de su elección por el género cinematografico, nos indicó que “son sólo una historias falsas en la cuales la sangre no es real, sino sólo un truco de utilería”

Inmediatamente, comencé a ponderar las razones por las cuáles jóvenes -generalmente de ambos sexos- y no tan jóvenes,  consumen el género cinemátografico de terror y violencia con maníaco fervor, sin detenerse a analizar las razones de tanto sadismo en la pantalla grande (y chica también, admitámoslo). Con el correr de los años, progresivamente los films han ido mostrando más escenas horripilantes y repulsivas, sin escatimar efectos especiales, bandas de sonido y gran despliegue macabro promocional, imprimiéndoles un realismo dificil de olvidar una vez que las luces del teatro se han apagado.

Aún si estuviéramos todos de acuerdo en que las historias de terror son inaceptables, debemos reconocer que es también altísima la demanda de historias policiales, suspenso (Thrillers), agentes secretos y guerra; las cuales recrean con realismo intolerable la muerte, el abuso, la tortura y el sufrimiento de animales y plantas, sin obviar a seres humanos de toda edad, etnia y género.  Eso sí, en los créditos finales, seguramente incluirán la frase de rigor que indica que ningún animal fue torturado ni lastimado durante la filmación de la película….Y que hay acerca de la sensibilidad del espectador? de su alma  y de su conciencia?

No hará falta aclarar a estas alturas que Nenúfar es un blog pacifista. Nenúfar es PRO PAZ.  En lo macro y en lo micro, intentamos practicar, tanto como podemos, la no violencia. Esa es una de las razones por las que proponemos una alimentación natural y preferentemente no animal. No le indicamos al lector lo que debe hacer. Solo damos puntos de vista y compartimos experiencias que nuestros seguidores decidirán si hacen suyas o no.

El tema de la violencia en los medios (noticieros, diarios, películas, juegos de video, etc.) ha escalado a niveles inexplicables. Puedo entender (no asi justificar, claro) a quienes llevados por un afán de mayor facturación, invierten tiempo y recursos en contar las historias más truculentas posibles. También puedo comprender, con gran dolor, a jóvenes ingenuos (y los no tanto) quienes bombardeados por tantos mensajes de violencia, ruido, presiones externas, estímulos electrónicos, etc. buscan la clásica película de terror en la cual asustarse junto a sus amigos (generalmente los adolescentes consumen estos filmes en grupo. Raramente van solos al cine).

Dónde quedaron las conversaciones familiares al respecto? Y qué hay del propio límite interior? Por qué se estira tanto como para aceptar un guión en el que la dignidad humana se ve mancillada hasta el paroxismo?

Aún cuando un poco de emoción y riesgo pueda resultar estimulante (desplazarse a alta velocidad, volar en parapente, apostar en las carreras, saltar en bungee jumping, practicar acrobacias de altura, etc.) y aún considerando que nadie resulta físicamente dañado en una historia de ficción…cómo es posible que disfrutemos y hasta paguemos para contemplar la violencia y el sadismo? Hice una rápida e informal encuesta para averiguar si disfrutarían por igual si el guión de la película tratara sobre un ser querido o conocido, un niño o una mascota pequeña. La respuesta honesta fue que NO. Acaso nos indica ésto que al no conocer o identificarse personalmente con la “víctima cinematográfica” entonces no cuenta su supuesto sufrir?

Que reconozcamos que somos parte de un mismo universo, un país, una comunidad, y que TODOS COMPARTIMOS el mismo aire, los mismos ríos, el mismo planeta, debería hacernos entender que en el fondo, no existen los extraños. Todos, estamos confeccionados con el mismo material y compartimos mucho mas de los que nos damos cuenta. Y, como todo sistema, el dolor de una parte influye en el resto.

Mi reflexión me dice que no se trata de lo que ocurra en el film. Ya sea que la historia sea real o no. Ni que sea brutalmente descarnada o no tanto. Quienes condonamos la violencia somos los expectadores.  Las luces de la pantalla se apagan despues de 90 minutos, pero la aceptación de situaciones indescriptiblemente dolorosas siguen inmutable en nuestro interior…Bajo la excusa del entretenimiento estamos condonando la violencia bajo una falsa premisa. Y es así como familias cenan frente al televisor para no perderse el último capítulo de la serie policíaca del momento, y como salas repletas de espectadores continuan comiendo palomitas de maíz y bebiendo gaseosa desde sus butacas, mientras frente a ellos “la víctima” cae presas de indescriptibles torturas…

Con qué estamos alimentamos nuestra vida?  Y no nos referimos simplemente a recetas…Desde Nenúfar y dentro de mi propia familia, continuaré invitando a reflexionar acerca de este tema. Si puedo contribuir a mostrar otra cara sobre la violencia en los medios, y a hacer reflexionar sobre este tema, me sentiré satisfecha. La decisión final quedará en el ámbito de lo personal.

Es probable que con la madurez, nuestro muchacho entienda que puede obtener adrenalina de otras fuentes mas positivas (deporte, amor, interacción con la naturaleza, etc.). Doy fé que nunca aceptamos en casa un video juego o película de alquiler que sea de terror. Y hemos compartido frecuentes períodos en familia en contacto con la naturaleza, asi como mantenido numerosas charlas acerca de la paz y el amor. Creemos que esto contribuyó -sumado a sus propios méritos- a la naturaleza amorosa de nuestro jóvencito, y a su personalidad pacífica y responsable. 

Varias décadas atrás vi una película francesa de la cual me quedó grabada una escena. El protagonista, intenta descubrir el perfil de un asesino y recurre a un laboratorio psicológico experimental. La película se llama I Como Icaro y el actor es principal es Ives Montand. Les recomiendo especialmente que miren los dos clips aquí adjuntos (casi 8 minutos cada uno) y presten atención al último diálogo

Gracias por acompañarnos!

I Como Icaro (escena 1)

I Como Icaro (escena 2)