Tés, Infusiones & Tisanas


Ahhh! Quienes me conocen bien, saben que soy una fanática del té  en todas sus variedades. Adoro su sabor y siempre encuentro una razón para relajarme y beber una taza. Heredé la pasión por el té, de mi adorada abuela Elena. Recuerdo que podíamos sentarnos a charlar y beber incontables tazas de té con leche mientras conversábamos o jugábamos a la canasta.

Llevo esa pasión desde niña. Lo consumo de mil maneras: solo, con limón o con leche de soja, lo bebo a solas o en compañía, lo endulzo con miel o con agáve, o simplemente lo bebo amargo; acompaño con él la cena, el desayuno y el almuerzo. También lo bebo al levantarme y por la noche al acostarme, en fin… sin importar el momento ni  lugar simpre encuentro la excusa perfecta para un té (hasta llevo saquitos de mis tés predilectos en la cartera en caso de emergencia!).  

Pero no soy la única apasionada por tan noble infusión; desde que tengo uso de razón, el té ha sido mi bebida predilecta y la millones de personas (entre ellos mi amiga Mariana y mi mamá) quienes consumen varias tazas de té a diario. Como dato curioso, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo (por detrás del agua).

Conforme a la leyenda, el té -cuyas hojas tienen forma almendrada semejante a ojos- deriva de Bodhidarma (en algunas versiones tambien es denominado Sidharta), una deidad india que introdujo el budismo Chen a la China en el siglo I después de Cristo. Este personaje hizo votos de meditación por 9 años consecutivos, en los cuales, pese a sus tremendos esfuerzos, caía dormido al meditar. Preso de su furia e impotencia, Bodhidarma se arrancó los párpados y los tiró al suelo. Según el relato, allí donde cayeron sus párpados creció una planta cuya característica es la de mantener alertas a quienes beban la infusión hecha con sus hojas. 

La plata de té (camellia sinensis) es un arbusto originario de China que se caracteriza por sus hojas puntudas, rígidas y brillantes. La infusión obtenida de sus hojas posee inumerables propiedades benéficas.

Tras milenios de descubrimiento y experimentación, el mundo del té se ha vuelto aún más amplio y especializado que el de los vinos finos. El té puede ser calificado entre cuatro grandes grupos: negro, oolong, verde o blanco. Existe una quinta categoría, realizada a base de hierbas pero no es técnicamente té, sino que incluye a aquellas infusiones a base de plantas distintas a la Camellia Sinensis. La palabra más precisa para denominar a esta última categiría es “tisanas“. 

 Té Negro: Sus hojas son cosechadas y fermentadas a través de oxidación enzimática. Las hojas se oscurecen y liberan su amargor, lo que produce un té que es muy robusto en sabor, aroma y calor. Esta variedad abarca el 95% de la producción mundial. 

Té Verde: El té verde es una mayor fuente de polifenoles que el negro y por lo general es considerado el mas medicinal de ambos. Posee mayor concentraciónde vitamina E, C, flúor, taninos y quercetina (un flavonoide natural). De sabor astringente, sus hojas son calentadas al vapor inmediatamente despues de su cosecha, para desactivar sus encimas y prevenir su oxidación. Esta variedad es considerada refrescante ydesintoxicante. Posee bajo nivel de cafeína y es rico en vitaminas A, B2, C, D & E y flavonoides. Se lo considera 20 veces más eficaz que la vitamina E en sus propiedades antivejez. Se recomienda beber entre 3 y 4 tazas diarias.

Té Rojo: También denominado amarillo o Oolong, es más claro y menos fermentados que el té negro. Su sabor y cuerpo son más suaves que en la variedad negra. Se lo cultiva en China y se considera que actúa como detoxificante.

Té Blanco: Es el más sutíl en sabor y color. Sus hojas son secadas pero no son expuestas al vapor, calentadas ni fermentadas. El té blanco de buena calidad puede ser más costoso que las otras variedades. 

Té Saborizado:  Existen infinidades de variedades de té saborizados. Estos pueden obtenerse mezclando hojas de té y flores (como en el caso del jazmín) o aceites frutales (por ej. la variedad Earl Grey que incluye notas de bergamota). Es bastante fácil preparar su variedad personal de té en su propia cocina: tan solo seleccione la variedad de té que prefiera y adicione una o dos ramas de canela, o cardamomo, clavo de olor, gengibre, cáscara de naranjas, ciruelas secas, pétalos de rosa o caléndula, o cualquier otra esencia o producto natural saborizador que usted desee. Coloque la mezcla seca en una lata o contenedor y deje que los aromas y sabores se enlacen por dos o tres semanas.

Quiero compartir con los lectores de Nenúfar, una regla básica a la hora de preparar el té: El agua para el té nunca debe hervir largamente, ya que de hacerlo quema sus propiedades. Por lo tanto, usen sus calentadores preprogramados de agua, o si prefieren hervir agua sobre la hornalla o cocina, asegúrense que la misma sea retirada del fuego o calor a pocos segundos de alcanzar el punto de hervor. 

Propiedades del Té y beneficios para la salud 

Es vasta e impresionante la variedad de beneficios terapeuticos del té. Recientes investigaciones demuestran que tanto el té negro como el verde inhiben la generación de tumores, ayudan a prevenir enfermedades cardíacas, fortalecen el sistema inmunológico, poseen activos antioxidantes, reducen la caries y retardan la arteroesclerosis. Esta amplia rama de beneficios se debe a que el té es rico en polifenoles (un grupo de sustancias químicas encontradas en plantas caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula). Consumido muy fuerte, produce un exceso de mucus en el organismo. Al agregársele leche (ya sea en sus variedades negro o verde) la misma inhibe completamente sus propiedades antioxidantes.

El té ayuda también a la digestión, alivia la sed y es diurético. Al igual que el café y el chocolate, el té afecta al sistema nervioso central. Adicionalmente posee entre un 5-20% de tanino, lo que le da cuerpo y actúa como un depresivo del crecimiento, es por eso que debe consultarse con el pediátra antes de dárselo a los niños. Es importante considerar tambien que consumido en exceso, el té puede agotar sus reservas de hierro y es desaconsejado para las personas con tendencia a la formación de cálculos en el riñon. Recuerden que ante la menor duda, deben consultar con su médico.

Desde Nenúfar quiero compartir con ustedes, algunos consejos a tener en cuenta, a la hora de prepararse una buena taza de té: Evite preparar el té con agua re hervida previamente ya que el sabor de la infusión sera diferente que si utiliza agua fresca en cada hervor. Esto ocurre debido a que con cada hervor, el agua pierde oxígeno y ello afecta el sabor final de la bebida. Caliente agua, emplee un té de buena calidad (preferentemente en hebras para permitir que el agua caliente circule libremente por la tetera junto al té y se obtenga así su máximo sabor). En primer lugar lleve el agua a la temperatura ideal. Antes de colocar las hebras, entibie la tetera con agua caliente haciéndola circular por el recipiente. Descártela una vez que esté caliente. Coloque una cucharada de té por cada taza deseada dentro de la tetera, más una cucharada adicional. En cuanto el agua alcance el punto de calor descrito anteriormente, retire del fuego u hornalla y vierta dentro de la tetera sobre las hebras.  

Deje reposar entre 3 a 5 minutos. Cuele la infusión al servir, si fuera necesario. Endulce, agregue leche o limón a gusto, o bébalo solo. Siéntese en un lugar bonito, relájese, saboree su té y disfrute!

 Fuentes

Healthy Teas – Tammy Safi

The New Whole Foods Encyclopedia – Rebecca Wood

Bodhidarma: http://www.shaolinwugulun.eu/spain/img/bodhidharma1.jpg 

http://www.teaforte.com/tealiving/teatypes.cfm

6 Respuestas a “Tés, Infusiones & Tisanas

  1. Excelente informe sobre el té. Desconocía la leyenda. Estaría muy bueno ahora un aporte sobre el Café (muero por una taza cada 20 minuots!!)
    Muy bueno el Blog.

    Cordiales saludos,
    Damian (Mar del Plata, Argentina)

    • Te prometo un post sobre el café. Mientras tanto, quizás quieras incluir más té en tu dieta para evitar la tremenda acidez del café en tu organismo. Como todo en la vida, la moderación es lo aconsejable!

      Gracias por comentar

      Nenúfar

  2. Hola:
    Hace años que reemplacé el café por el té.
    Esto no impide que tome mi infusión favorita, el mate, o la yerba mate.
    Suelo consumir mucho té en las horas de trabajo, pero en realidad, veo ahora que nos sabía nada sobre la historia de esta infusión.
    Es muy interesante y se encuentra muy bien elaobrada y contada.
    Consumo té común, que creo es el Negro, y el té Verde cuyas propiedades me contaron. Ahora sé un poco más.
    Creo que las infusiones, no provocan esa “adicción”… onda “cafeína…cafeína…cafeína…”
    Suerte, los voy a seguir.
    Saludos cordiales.

    • Gracias Daniel,
      como verás Nenúfar es mi humilde contribución para que los lectores sean concientes de lo que consumen a diario. Hace ya 4 años que soy vegetariana (no vegana) y que me planteo aquello de que somos lo que pensamos, sentimos y consumimos. Con respecto a lo primero…veras que de tanto en tanto escribo algun artículo, aunque solo puedo mostrar mi punto de vista sin tratar de evangelizar a nadie. Con respecto a lo segundo, entra estrictamente en la esfera de lo personal. Y es justamente en el tema de la alimentación, en donde desde Nenúfar intento compartir información multidisciplinaria con los lectores.
      Gracias por escribirme. Estoy empezando a leer tu blog y me gusta mucho.

      Nenúfar

  3. Estupendo todo, pero tengo una pregunta, puedo hacer una gran cantidad de infusión de Té y tomarlo frio durante el día sin que pierda sus propiedades?

    Un saludo.

    • Raúl,
      La mejor manera de disfrutar de un té consumiéndolo como bebida caliente. Sin embargo, debido a las exigencias del estilo de vida moderno, esto no siempre es posible.
      De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad China de Hong Kong descubrió que se manteniendo su té a temperatura ambiente hasta 7 horas, le permitirá seguir disfrutando de sus beneficios antioxidantes.

      Sin embargo beber té caliente es preferible ya que tiene dos ventajas sobre el té frío:
      1) Los antioxidantes del té son muy reactivos – se oxidan rápidamente formando compuestos con el oxígeno del aire. Al ser el té caliente más fresco (o en otras palabras, recién realizado), contiene mayor concentración de antioxidantes.
      2) Usted disfrutará más del aroma y sabor del té caliente, ya que su lengua y paladar son más sensibles a altas temperaturas.

      El mismo estudio determinó que agregarle limon a su té, prolonga la vida de sus antioxidantes.

      Un saludo,

      Nenufar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s